¿Por qué Casanare necesita un frigorífico o mejorar sus PBA?

0
¿Por qué Casanare necesita un frigorífico o mejorar sus PBA?
4.2 (84%) 5 votes

1,111 Personas han visto esta Publicacion, 1 Vistas Hoy

Por Ramiro Rivera Ángel*

Casanare es un departamento ganadero por tradición. Según el ciclo de vacunación para 2017 el hato ganadero llegaba a 1.861.776 cabezas de ganado de los  23 millones del país, es decir, el 8 % del ganado bovino existente en Colombia, solo superado por Antioquia y Córdoba.

Para 2016 el ganado con destino a mataderos o predios fue de 451.072 animales, según datos de movilización, mientras que en Casanare se sacrificaron 37.612 reses, (consumo de población local), es decir, apenas el 8.3 % del ganado con destino a mataderos, y el 91.7 % fuera de Casanare, siendo la constante para hembras, Meta y los machos, Bogotá. Este recuento para contextualizar el comportamiento de la ganadería en un año en  el Departamento.

Ahora, en este renglón tan importante de nuestra economía debemos conocer que cada animal sacrificado debe pagar un impuesto por degüello equivalente a un salario diario legal vigente ($26.041) recaudado e incorporado al municipio o departamento donde se sacrifica. Adicionalmente, se paga la Cuota de Fomento Ganadero, recaudado por el matadero público o privado  donde se sacrifica, dando cumplimiento a la ley 89 de 1993 a través del desaparecido Fondo Nacional del Ganado que durante la mayoría de años administró Fedegan.

La Cuota de Fomento Ganadero es una contribución parafiscal equivalente al 75 % de un salario mínimo diario legal vigente por animal sacrificado ($19.531). Ahora veamos, si para el año 2016 se sacrificaron 451.072 reses en mataderos del país provenientes de Casanare, tendríamos un recaudo mayor a ocho mil ochocientos millones de pesos anuales. Si tomáramos con este promedio solo los últimos 10  de los 24 años de existencia de la ley y del FNG, estaríamos hablando de más de 88 mil millones de pesos por ganado originario de Casanare.

Señores administradores, es urgente, Casanare necesita un frigorífico y/o mejorar las Plantas de Beneficio Animal existentes, sin importar el municipio y seguramente sin poner un solo peso del sector público.

La ley dice que el objeto de estos recursos recaudados es destinarlos a la comercialización de carne a los estratos de medios y bajos recursos, cofinanciar la inversión en infraestructura física y social complementaria en las zonas productoras, a investigación tecnológica y capacitación del sector pecuario, a la asistencia técnica y transferencia de tecnología, programas y proyectos de fomento y a la organización de industrias con sistemas eficientes de comercialización que permitan incluso subsidiar los precios de la carne, entre otros.

Pero de todo esto, solo vimos los TECNIGAN (sin resultados para mostrar), el apoyo a la erradicación de la fiebre aftosa y brucelosis, eso sí financiada en parte por la gobernación y los municipios. En todo este tiempo no merecimos la construcción de un frigorífico o  matadero en Casanare y hoy a través de la cuota de fomento pagada por nosotros, los mismos ganaderos, no vimos retribuidos ese recaudo en un proyecto que  mejorara o impactara positivamente en nuestra ganadería.

Si seguimos tomando como referencia la movilización de ganado con destino a mataderos del año 2.016  y recordamos que por degüello se deben cancelar, donde se sacrifica, el valor de $26.041, solamente recaudamos $979 millones de pesos y dejamos escapar más de 7.800 millones de pesos en impuestos, para solo ese año,   por no tener plantas de sacrificio funcionales o un frigorífico en el Departamento. Si tomáramos como referencia los últimos 10 años estaríamos hablando de haber dejado de percibir cerca de 88 mil millones de pesos que en estos momentos de crisis económica serían de gran beneficio para el desarrollo de Casanare.

Con todo esto quiero mostrar la millonaria cifra de recursos que produce solamente en impuestos y parafiscales la ganadería de Casanare, pero que por falta de visión, compromiso con la región, de emprendimiento y de defensa de lo nuestro, hizo que Fedegan, el Fondo Nacional del Ganado y el Ministerio de Agricultura, nos hicieran conejo con estos recursos y nunca se consolidara una inversión significativa. Aclaro que para estos últimos años desapareció el FNG y se le quitó el manejo de la cuota parafiscal a Fedegan; incluso este año dicha administración estaba en licitación y que al día de hoy desconozco quien es su nuevo administrador.

Hace unos años se trató de materializar una idea de construir un frigorífico, pero dicha iniciativa murió por falta de consenso y responsabilidad de los que lideraron, generando desconcierto e incredulidad en los ganaderos e inversionistas. Hoy lloramos haber desaprovechado esa gran oportunidad.

Ahora está claro que son muchas razones positivas las que hacen necesario la construcción de un matadero o frigorífico en Casanare: el cumplimiento de normas (decreto 1.500), la generación de empleo, la dinámica ganadera que se genera, la reactivación de la que ha sido nuestra original economía de todos los tiempos y ahora, la generación de millonarios recursos para inversión producto del impuesto cobrado por degüello.

Señores administradores, es urgente, Casanare necesita un frigorífico y/o mejorar las Plantas de Beneficio Animal existentes, sin importar el municipio y seguramente sin poner un solo peso del sector público. Hoy a esta tierra han llegado inversionistas con experiencia, con solidez económica, que quieren solucionarnos este problema y dinamizar esta que tradicionalmente ha sido nuestra verdadera economía. Solamente brindémosle las herramientas y la mejor disposición para que construyan y así nuestros campesinos ganaderos fortalezcan la economía de la región.

*Ramiro Rivera Ángel: Médico Veterinario y Zootecnista egresado de la Universidad UDCA, exdiputado de Casanare y defensor de los intereses regionales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.