Reportajes

Asustados compradores de lotes de La Castellana por disputa con JJ Torres

 6,063 total views,  1 views today

Con temor a perder su dinero quedaron nuevamente compradores de lotes vendidos por el urbanizador ilegal Jhon Jairo Torres, a través de su hermana Liliana Torres, representante legal de la empresa Inversiones Piedemonte S.A.S, que a su vez había comprado 700 lotes a la polémica Constructora La Castellana. Se acabó contrato de esta transacción.

Esto, a raíz de un comunicado del 29 de junio emitido por la Constructora e Inmobiliaria La Castellana S.A.S, donde se informa a los usuarios de la firma Inversiones Piedemonte S.A.S que se dio por terminado unilateralmente el contrato de promesa de compraventa de 700 lotes por el incumplimiento en los pagos de parte de esta última.

Igualmente se expresa que “las personas que depositaron sus dineros en la empresa Piedemonte S.A.S., y no quieran continuar con la compra del lote, deberán solicitar su respectiva devolución del dinero a la empresa Piedemonte S.A.S., la cual deberá realizar la devolución del mismo en el menor tiempo posible.”

Sin embargo para los usuarios que quieran continuar con la compra del lote, podrán hacerlo directamente con la Castellana, y para ello deben acercarse a sus oficinas.

También es enfática en asegurar que la Constructora Castellana no responderá por las devoluciones de los dineros consignados a la empresa Piedemonte. Y ratifica que ni Jhon Jairo Torres ni Inversiones Piedemonte son los dueños de los predios ubicados en el predio La Castellana.

Diana Marcela Cruz, representante de La Castellana, dijo que los Torres Torres solo pagaron la cuota inicial de lo pactado pero desde marzo no volvieron a cumplir con los pagos a pesar de la venta de los lotes. Igualmente dijo que solo 110 de los compradores aceptaron continuar con el negocio y a través de un cruce de cuentas no resultarán afectados y simplemente seguirán pagando lo pendiente a la Castellana. De los 590 lotes restantes, se explicó que volverán a La Castellana.

Jhon Jairo Torres culpa al concejal Roland Wilchez de querer robarlo en el negocio de los lotes

Por su parte Jhon Jairo Torres, en sus redes sociales, dijo, con una pésima ortografía, que “La Constructora La Castellana quiere robar a toda la gente de Piedemonte con el concejal Rolan Wilchez”, (sic) y que él no permitirá que el “concejal y su séquito de bandidos roben a la gente en Yopal”. También agregó que “La Fiscalía tiene que actuar con esa fachada de empresas que crearon en La Castellana”.

   

     

 

Con estos comentarios se evidencia una vez más que el concejal de Yopal Roland Wilchez estaría detrás de la Constructora e Inmobiliaria La Castellana S.A.S. e incluso al comienzo de este año se descubrió que Torres Torres despachaba desde las oficinas de La Castellana. Inicialmente se dijo que era un arrendamiento pero luego se conoció del negocio de la urbanización ante el fracaso del proyecto La Nueva Jerusalén.

En las redes de Torres Torres, varios de los compradores le cuestionaron sobre la devolución de los dineros pagados y por qué él no les había vuelto a contestar. Incluso alguno le expresó textualmente que “entre los dos nos robaron con el revuelto entre Castellana y Piedemonte”.

      

 

Otro comprador le expresó que “Hay que pensar que mucha gente dio plata y consignó fue a la empresa Piedemonte SAS que es la empresa del señor JJ, él tiene que responder. La Castellana no recibió plata o me equivoco? JJ como siempre buscando culpables.”. Ante lo cual Torres Torres lo trató de rata acusándolo de tener un perfil falso.

Aunque el concejal de Yopal Roland Wilchez no aparece en la matrícula mercantil de la firma La Castellana, no solo los compradores sino el mismo Jhon Jairo Torres lo relaciona con la mentada urbanización. Sobre su participación en la urbanización no se conocen investigaciones que lo involucren.

 

¿Cuánto valía un lote en La Castellana?

De la urbanización La Castellana se conoce que es una urbanización de 1690 lotes en zona de expansión urbana contigua a la Ciudadela La Bendición, que cuenta con licencias de urbanismo y construcción concedidas desde el 18 de diciembre de 2015 en los últimos días del gobierno de Jorge García Lizarazo.

Aún no cuenta con servicios públicos y ha tenido inconvenientes legales con la Alcaldía de Yopal, de la cual se ha sentido perseguida.

El proyecto contemplaba vender lotes a 18 millones de pesos pero a los cuales se descontaría 8 millones de pesos, para finalmente quedar en 10 millones de pesos, los cuales serían pagaderos mediante una cuota inicial de 100 mil pesos y el resto, financiado a 58 meses con pagos de 100 mil pesos y una cuota final de 4 millones cien mil pesos. Aunque en otros casos se vendió en sumas diferentes.

En el contrato de compraventa La Castellana le traslada a los compradores de los lotes los pagos que tengan que hacer por plusvalía y valorización por beneficio general y local, entre otros impuestos.

 

En un comunicado de La Castellana del primero de febrero de 2018 se expresó que la inversión de este proyecto ronda los 5 millones de dólares, es decir, cerca de 15 mil millones de pesos.

 

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar