ActualidadReportajes

Quiénes gobernarán a Yopal y Casanare según Colombiacheck.com

 13,761 total views,  1 views today

El portal web www.colombiacheck.com, en un proyecto de la organización colombiana de periodistas Consejo de Redacción, realizó un amplio panorama político del país a raíz del inicio del nuevo gobierno de los colombianos. A través de este se busca poner en contexto lo que está pasando en las regiones de cara a las elecciones locales y regionales de 2019 donde se visualice las dinámicas políticas en las zonas decisivas para la democracia.

Colombiacheck plantea en su introducción que esta caracterización se realiza con historias de política local contadas desde las regiones, en un viaje por los diferentes departamentos y municipios. De esta forma se podrá descubrir hacia donde se moverá Colombia en materia electoral durante los próximos meses.

En Casanare se consultaron diversas fuentes relacionadas con la política y la economía regional que dan pautas de cómo será el comportamiento electoral en el próximo año. La investigación estuvo liderada por la periodista Martha Sánchez Lancheros, directora de la página web casanarenoticias.com y apoyada por la web www.marthacifuentes.com. 

El siguiente es el reportaje destacado en Colombiacheck:

Casanare: Uribismo en terreno llano

¿Podrán los verdes quitarle terreno en elecciones 2019? Expectativas ante nuevo gobierno

Los pasados comicios electorales -que dejaron a Iván Duque como presidente del país- dibujaron un nuevo mapa electoral en las regiones. El Centro Democrático, Partido de la U,  Cambio Radical, Partido Conservador y el Liberal son las mayores fuerzas políticas que buscarán el poder territorial en 2019 para gobernaciones, alcaldías, concejos y JAL. También se midieron los electorados afines a las fuerzas minoritarias que se constituirán en oposición: Colombia Humana, el Partido Alianza Verde y el Polo Democrático Alternativo, entre otros.

Casanare, con Alirio Barrera, fue el único departamento del país con gobernador uribista, durante el mandato de Juan Manuel Santos. En la región hay expectativa por saber si esa colectividad conservará la Gobernación. No parece difícil si se tiene en cuenta que el presidente electo Iván Duque, obtuvo aquí 127.906 votos, y ganó en 17 de los 19 municipios, obteniendo el 72.78% de la votación.

En cuanto a Cámara y Senado, en las elecciones de marzo el Centro Democrático logró la mayor votación en Casanare para los candidatos al Congreso. Fueron electos Jairo Cristancho (Cámara) y Amanda Rocío González (Senado). González obtuvo la tercera votación a nivel nacional por esta lista.

 

Departamento rico, pobres indicadores.

A pesar de que Casanare es uno de los departamentos más uribistas del país, hay inconformidad entre las bases de la colectividad porque hasta el momento no se conoce cuál será la representación que tendrá la región en el gabinete del presidente Iván Duque. Lo anterior, sumado a la insatisfacción existente con el gobernador Barrera, quien hasta ahora no logra mostrar una obra relevante para el departamento y ha sido cuestionado en Yopal porque anuncia inversiones pero es imperceptible la mejoría en la infraestructura vial existente y poco se ha hecho para reactivar la economía local afectada por la caída de los precios del petróleo.

Así lo evidencia el presidente del Consejo Departamental de Planeación, Javier Gaviria, quien señala que la evaluación al Plan de Desarrollo “Con Paso Firme 2016-2019” para la vigencia 2017 a publicar en los próximos días, arrojó que, los proyectos anunciados no han arrancado. Igualmente, que el superávit con el que se pasó a 31 de diciembre de 2017 asciende a 220.000 millones de pesos, de los cuales 110.000 estaban comprometidos, pero no ejecutados y los otros 110.000 ni se comprometieron ni se ejecutaron. Es decir, se tiene plata para invertir, pero no se ejecutó. En relación a los proyectos con regalías -aprobados en los Órganos Colegiados de Administración y Decisión, OCAD- no fueron licitados porque no cumplían todos los requerimientos exigidos por el Departamento Nacional de Planeación. Finalmente, de lo anunciado para el sector agrícola tampoco se ha avanzado mucho. En conclusión, son muy bajos los indicadores de cumplimiento de las metas y proyectos del Plan de Desarrollo.

 

Por supuesto este estancamiento afecta la economía local de Casanare y su capital Yopal, donde no circula tanto dinero como en otras épocas y eso reduce el intercambio de bienes y servicios. Prueba de ello es el cierre de establecimientos comerciales -tanto en el centro como en grandes superficies- y en la caída del recaudo de tributos nacionales y locales.

 

En contraste con lo expuesto por Javier Gaviria, durante la más reciente Rendición de Cuentas hecha por la Gobernación, sus dependencias reportaron avances del  60% en promedio de cumplimiento de las metas del Plan de Desarrollo Casanare con Paso Firme en los dos años de gobierno. Eso supone, de acuerdo con el informe, “un rendimiento considerable, y más entendiéndose que en los próximos casi dos años, la Gobernación ejecutará obras de gran impacto”.

 

Sudando petróleo. Los efectos de una crisis.

Por su parte el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Casanare, Carlos Rojas Arenas, explica que hace más de un año se le presentó a la Gobernación una propuesta para dinamizar y diversificar la economía regional, previo un análisis de la situación del departamento. El documento planteaba un plan de choque anti-crisis jalonado por proyectos de infraestructura, con anticipos del 50% para mejorar la liquidez de la empresas, la vinculación de la mano de obra y empresarios locales a estos proyectos. Buscaba la diversificación económica, la agilización de la ejecución de proyectos estratégicos como la repavimentación de Yopal y el malecón del río Cravo Sur, facilitar el acceso al crédito a través del Instituto Financiero de Casanare y proponía un alivio a impuestos locales como el consumo de cerveza y licores. El dirigente se queja de la poca atención que entidad le concedió a sus planteamientos.

 

Yopal busca resurgir tras años de ingobernabilidad

En la capital, Yopal, gobierna Leonardo Puentes tras llegar al poder en una elección atípica, el 26 de noviembre de 2017, avalado por la Alianza Verde y el Polo Democrático. Su triunfo ha inspirado en los yopaleños la esperanza de que -de una vez por todas- se acabe la ingobernabilidad que ha campeado en los últimos años por causa de varias destituciones, la sucesión de alcaldes designados, la situación fiscal que derivó en una disminución en la categoría del municipio, el aumento del desempleo y la inseguridad, entre otros problemas.

El mandatario local tiene un período de gobierno de apenas dos años. De ellos, lleva ocho meses en los cuales la improvisación y la falta de ejecución pueden desinflar su promesa de generar confianza en las instituciones. Esa lentitud ha sido aprovechada por sus contradictores para mostrarlo como un ejemplo de mandatarios que fustigaban como opositores, pero, una vez elegidos, no saben gobernar. Puentes ganó las elecciones con su eslogan “Yopal no se vende” pero, desde el ejecutivo, su posición ha sido considerada laxa frente a la continuidad de empresas como La Ceiba EICE, que administra varios de los activos más importantes del municipio como el alumbrado público, la planta de beneficio animal y el terminal de transportes, y a la cual cuestionó en campaña y cuando era concejal.

 

En vos no confío.

En encuesta de opinión pública del Centro Nacional de Consultoría, revelada en mayo de este año, sobre las percepciones de los habitantes de Yopal acerca de los sectores productivos que hacen presencia en el municipio y la industria del petróleo y gas, no salieron bien libradas la Gobernación de Casanare y la Alcaldía de Yopal. A la pregunta ¿Qué tanta confianza le generan las siguiente instituciones, entidades y organizaciones sociales?, la Alcaldía con un 30% y la Gobernación con un 29%, se ubicaron por debajo de entidades como, el Ejército, la Unisangil, la Iglesia Católica, los rectores de los colegios y la Cámara de Comercio de Casanare.

En la misma, más del 70 % de los yopaleños reconocen el aporte de la industria petrolera al desarrollo del municipio y, en materia de empleo, después del comercio, el de hidrocarburos es identificado como el segundo mayor generador de ofertas de trabajo.

 

¿Qué tanto influirán los partidos en las próximas elecciones?

Sobre el panorama político de Casanare para las elecciones regionales de 2019 hay múltiples visiones. Una de ellas es la del abogado, exfuncionario y analista político, Gabriel Barreto. Frente al futuro de la Gobernación, considera que priman más los nombres y el prestigio personal de los candidatos que se postulen y no tanto la filiación partidista. Así lo han demostrado elecciones anteriores donde la población ha elegido alternadamente candidatos del Partido Liberal, Afrovides, Partido de la U y del Centro Democrático, entre otros. Es decir, a pesar de sus exitosas votaciones recientes, el uribismo no tendría necesariamente una injerencia directa en la siguiente elección.

Con respecto a la Alcaldía de Yopal, Barreto expresa que la elección atípica de noviembre de 2017, en la que resultó electo Leonardo Puentes, podría influir en una nueva unión de la Alianza Verde y el Polo Democrático para mantenerse en el poder, siempre y cuando logren recuperar la confianza perdida en la institucionalidad. Hacerlo no será fácil pues el actual alcalde tiene en contra el tiempo real de ejecución del plan de desarrollo, afectado por la vigencia de la ley de garantías electorales para las recientes elecciones parlamentarias y presidenciales y para las locales del próximo año.

Es muy temprano para hablar de un sonajero, pero este analista incluye en él, al actual diputado de Casanare Felipe Becerra (Verde). Descarta aspirantes entre los actuales concejales pues considera que ninguno se ha destacado en su labor como para tener una aspiración fuerte a la Alcaldía.

Por su parte el abogado y también analista político, Yecid Beltrán, expresa que en Casanare hay una situación sui generis. Dice que aquí no existen ideologías políticas, las elecciones no se mueven por un planteamiento político, están movidas por hechos  coyunturales y versiones mediáticas. Coincide con otros opinadores en que hay vaivenes regionales de la política, en donde un día ganan los liberales, otro los verdes y luego los del Centro Democrático.

Para Beltrán, el uribismo supone más la idolatría a un personaje que una forma de gobierno. Eso se evidenciaría en la mayoría de municipios de Casanare donde no hay ningún mandatario elegido por el CD: “hay seis alcaldes de Cambio Radical y cuatro del partido Liberal, de igual forma la mayor representación en los concejos y Asamblea son de partidos diferentes al de Álvaro Uribe Vélez”. No se atreve sin embargo a señalar como ganador a ningún partido político en Casanare para las elecciones 2019“sigo considerando que la votación depende del carisma que tengan los candidatos y de los apoyos que tengan de los caudillos que existen en el departamento. Aquí tenemos que mirar al individuo como individuo y dejar de ver la política como el favorecimiento hacia un voto, dejar de pagar favores personales y propender por favores sociales”, puntualiza Beltrán.

Resalta que, en los últimos 20 años en Casanare “alcalde no pone alcalde, ni gobernador deja gobernador. Por eso, advierte, el Centro Democrático no seguirá en la Gobernación ni la coalición verde-amarilla conservará la Alcaldía de Yopal.

“El voto de opinión no existe en Casanare pues la mayoría de electores no se guían por un programa de gobierno o una ideología partidista sino que votan por obtener un beneficio personal, una orden de servicio o un contrato. Desafortunadamente la cultura de la teja y el tamal aún persiste y mucha gente se presta para comprar dirigentes comunales”, manifiesta Beltrán al tiempo que subraya que estas prácticas corruptas deben erradicarse.

 

¿El Gobernador que diga Uribe?

Otra fuente política -con suficiente conocimiento y autoridad- pero que prefirió no ser citada argumentó que Uribe logró elegir gobernador a Alirio Barrera, un candidato desconocido; logró que Jairo Cristancho fuera representante a la Cámara sin tener mucha opción; logró que Amanda Rocío González se hiciera senadora aunque sólo fuera conocida por su gestión en el Hospital de Aguazul y su parentesco con el gobernador Barrera; y fue el gran elector del presidente Iván Duque. Por lo tanto, tendría el poder para imponer, en reemplazo de Barrera, al nuevo gobernador.

Por el CD podrían postularse Salomón González y Alirio Martínez, un influyente asesor y Jefe de Planeación de la Gobernación de Casanare, respectivamente.  El primero sería apoyado por Alirio Barrera y el segundo es el esposo de la recién elegida senadora Amanda González.

El mismo analista dijo que para la Alcaldía de Yopal el uribismo no tendría tanta influencia considerando el fracaso -en dos ocasiones- del candidato Arcenio Sandoval; perdió frente a Jhon Jairo Torres del Movimiento Social La Bendición en 2015 y frente a Leonardo Puentes en 2017. En Yopal podría pesar más el voto de opinión y menos el voto partidista.

También está la visión del presidente del Consejo Departamental de Planeación y periodista Javier Gaviria, según la cual en el partido Centro Democrático en Casanare hay una división interna por la figuración de algunos de sus líderes recientemente elegidos como congresistas y esto va a ser determinante en el futuro de esa colectividad. Sin embargo, considera que es complicado que el uribismo logre imponer nuevamente un gobernador si se analiza el doble fracaso con su postulado a las elecciones de Yopal de 2015 y en las atípicas de 2017.

Sobre la Alcaldía de Yopal, Gaviria, expresa que, si al actual alcalde le va bien, habría oportunidad para el partido Alianza Verde de postular un candidato exitoso.

Por su parte el ex aspirante a la Gobernación de Casanare, Alirio Guzmán, quien obtuvo la segunda votación en las elecciones atípicas de 2013, con 34.415 votos, y recientemente aspiró a la Cámara de Representantes por el partido Liberal, manifiesta que, no pondrá nuevamente a consideración su nombre para aspirar a la Gobernación de Casanare pues -según él-  la gente prefiere elegir otro tipo de perfiles.

“Históricamente la gente ha votado en Casanare o por los grupos políticos que están en el poder, a la espera de un beneficio personal, o en su defecto en contra de las maquinarias políticas, con la desesperanza de los incumplimientos de los gobernantes. Habrá que esperar que tanto el gobernador, Alirio Barrera y el alcalde Leonardo Puentes, cumplen lo prometido y satisfagan las expectativas de sus electores. De lo contrario, ocurrirá lo sucedido en otras ocasiones: les castigarán a sus candidatos y elegirán una persona independiente”.

 

Otros posibles aspirantes.

Marco Tulio Ruíz fue gobernador de Casanare por el movimiento Afrovides gracias a unas elecciones atípicas en junio de 2013 tras la destitución del titular Nelson Mariño quien pertenecía al mismo partido. Ha sido parte de una alianza política con el cuestionado ex parlamentario José Rodolfo Pérez, el destituido gobernador mencionado, y el exmandatario Oscar Leonidas Wilches. Ruíz sigue siendo muy popular entre los habitantes del departamento y por eso no se inscribirá por ningún partido sino por firmas. Su campaña arranca en noviembre próximo y evitará que se le relacione con Cambio Radical, partido que fracasó con Germán Vargas Lleras en las elecciones presidenciales.

Lilian Fernanda Salcedo fue alcaldesa de Yopal entre 2008 y 2011 por Cambio Radical. Luego fracasó en 2015 en su intento por alcanzar la Gobernación de Casanare. El expresidente Uribe habría buscado acercamientos con ella para que apoyara su candidato a la Alcaldía de Yopal en las elecciones atípicas. Recientemente la habría llamado de nuevo para hablar sobre las elecciones a la Gobernación de Casanare de 2019. No es descartable entonces que Salcedo sea una de sus potenciales precandidatas.

Otros nombres que se escuchan para aspirar a la Gobernación de Casanare son, el del exalcalde de Orocué, Monchy Giovanni Moreno; el exsecretario de Obras Públicas de Casanare, Andrés Rueda; y el ganadero y actual concejal de Yopal del CD Julián Fonseca.

Para la Alcaldía de Yopal estaría la posible aspiración de los diputados Felipe Becerra del partido Alianza Verde y Diego Aranguren, quien estaría buscando el apoyo del Centro Democrático. También aspirarían los concejales Fabio Suárez del partido Aico y Heyder Alexander Silva por la Alianza Verde.

¿Qué dicen los dirigentes políticos?

Amanda Rocío González, senadora de Casanare con la tercera votación del Centro Democrático a nivel nacional, expresa que la gente quiere renovación en la política y dirigentes con sentido social. “Tenemos que hacer un trabajo con mucha responsabilidad, demostrar resultados con proyectos que redunden en el desarrollo de nuestro departamento y la región de la Orinoquía”.

Considera que es prematuro dar nombres de aspirantes a las alcaldías y a la gobernación por el Centro Democrático, “a su debido tiempo nos reuniremos, para analizar nombres y definir avales de quienes tendrán la representación del CD a nivel departamental”, expresa González quien integra la Comisión Sexta del  Senado y hace parte además de la Comisión del Bicentenario, encargada de brindar apoyo al Gobierno Nacional en el estudio y proceso de ejecución de planes y programas, proyectos y acciones para la conmemoración de los 200 años de la Campaña Libertadora que se celebrará en el 2019.

Por su parte, César Ortíz Zorro, representante a la Cámara por Casanare por la Alianza Verde, explica que su partido representa en Casanare la renovación de la dirigencia. Su meta es seguir creciendo hasta alcanzar las más altas dignidades en el departamento y en el país. “Claro que la Gobernación de Casanare está en nuestros planes y lograremos inclinar la balanza para ganarla en 2019, con mi trabajo en el Congreso”.

En cuanto a la Alcaldía de Yopal, Ortíz Zorro confía en la buena gestión del alcalde, a pesar de la difícil situación que afronta el municipio, “Leonardo Puentes está haciendo esfuerzos, con el tema del Terminal, el Frigorífico y el agua potable, y si él logra dejar algunas obras, no terminadas, pero por lo menos iniciadas, tendremos la posibilidad de poner alcalde para que las concluya”.

De posibles nombres de aspirantes a la Alcaldía de Yopal por la Alianza Verde, explica que aún no se han definido avales, pero que conoce de la intención de líderes como el diputado Felipe Becerra,  quien desde la Asamblea viene adelantando un importante trabajo con las comunidades, “se escuchan varios nombres, pero a su debido tiempo la colectividad se reunirá  y avalará la mejor opción para la Alcaldía”, concluye César Ortíz, quien afronta dos demandas de nulidad contra su elección en el Consejo de Estado.

 

Reactivación económica, una prioridad

Ante la crisis que vive Casanare desde hace tres años -documentada por la Cámara de Comercio de Casanare en su propuesta de reactivación presentada a la Gobernación de Casanare en junio de 2017- se evidenció que desde el segundo semestre de 2014 se inició el paulatino descenso del precio del petróleo, pasando de 114 dólares el barril a menos de 60 dólares en 2015 y 2016. Eso se tradujo en una disminución drástica de regalías, de explotación y exploración petrolera, de empleos asociados con la industria y con las empresas de servicios petroleros, de transporte mensual de pasajeros, disminución de áreas licenciadas de construcción, de caída en los recaudos de impuestos locales, cierre de empresas, cierre de establecimientos de comercio, entre otros.

Producto de la crisis muchas personas abandonaron Yopal y Casanare. La Cámara de Comercio estima que se fueron cerca de 15 mil personas. Mientras tanto el índice de desempleo actual en Yopal es del 9.9% afirma -citando al DANE- Javier Gaviria, analista que corrobora la salida de miles de personas del departamento hacia otras regiones buscando oportunidades.

Para el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Casanare, Carlos Rojas, en 2018, se observa una leve reactivación de la economía a partir del incremento del precio del petróleo pero hace falta un plan de choque para fortalecerla. Si bien Casanare es el primer productor nacional de arroz, el segundo en palma de aceite, el tercer hato ganadero del país, el segundo productor nacional de petróleo y el primer productor de gas natural, se requiere una mayor diversificación de la economía que genere empleo directo e indirecto y dejar de depender del extractivismo.

La Asociación de Profesionales y Emprendedores de Casanare, creó el movimiento Casanare Reclama para buscar, mediante protestas pacíficas, soluciones que dignifiquen al empresario local, a la mano de obra casanareña y mayor integración con la industria petrolera.

El abogado, escritor y analista político, Miguel Zárate, advierte que la dirigencia del departamento no fue capaz de lograr la industrialización de Casanare en los últimos 30 años durante la mayor bonanza petrolera. Cree que hubo más desaciertos que aciertos de los gobernantes de turno en materia de inversión social y creación de fuentes de empleos, principalmente en Yopal.

Zárate considera que en la capital la situación en los últimos años ha sido de ingobernabilidad: “para todos es sabido que la soberanía popular reside en el pueblo, y en las elecciones de 2015 se eligió en la Alcaldía a una persona que estaba presa, trayendo consigo una serie de encargos y elecciones atípicas. Esperamos que Leonardo Puentes, quien le ha tocado abrirse paso sobre la basura, enrumbe el municipio y le dé un direccionamiento”.

El panorama departamental no ha sido muy diferente: varios gobernadores presos e investigados en los últimos 20 años. A ello se suma la historia de violencia de Casanare en donde han confluido los distintos actores armados: paramilitares, guerrilla y bandas criminales al servicio del narcotráfico. “El departamento fue muy victimizado durante muchos años y quienes tuvimos la oportunidad de ejercer la defensa de los derechos humanos debimos hacerlo con la pistola en la nuca, lo que generó un rechazo generalizado a la violencia”recuerda Zárate al tiempo que expresa preocupación por la reaparición de delitos como el secuestro. En los últimos días  se registró el plagio de un comerciante y ganadero del municipio de Pore, al norte de Casanare.

Zárate espera que el presidente Iván Duque cumpla lo prometido en campaña y devuelva la mitad de las regalías petroleras a Casanare que fueron reducidas en el gobierno Santos mediante un acto legislativo que cambiaba la asignación de estos recursos y los repartía en todo el país y no sólo en las zonas de extracción.

 

El link del artículo publicado en www.colombiacheck.com: https://colombiacheck.com/investigaciones/casanare-uribismo-en-terreno-llano.html

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar