-

Caos en transporte escolar y PAE en El Pozo Petrolero, Trinidad

0

656 total views, 1 views today

Rutas de transporte incompletas, sobrecupo en busetas, deserción escolar, peligro para los estudiantes transportados en moto, así como entrega de alimentos en mal estado para el restaurante escolar, son varias de las quejas reiterativas desde el año pasado de la comunidad educativa de El Pozo Petrolero en Trinidad. Todo es un caos, según su presidente, Alberto Farfán.

Desde el año pasado, Yolman Alexis Vásquez, rector de la Institución Educativo Rural El Pozo Petrolero, y Alberto Farfán, presidente de la Asociación, han sido reiterativos en las diversas fallas e incumplimientos en estos dos aspectos de la canasta educativa.

En lo relativo al transporte escolar se ha denunciado que las busetas contratadas presentan muy malas condiciones mecánicas que incluso han generado riesgos de accidentes. También a los pocos días de inicio del año escolar se informó a la Secretaría de Educación Departamental que de las 8 rutas contratadas solo cuatro habían comenzado su labor, aunque una de ellas no recogía todos los niños que debía. Sobre las otras 4 rutas el contratista les informó que no había vehículos.

Para finales de febrero los estudiantes seguían sin el servicio de las rutas escolares San Pedro – La Soledad y San Rafael – Curimina, afectando a 65 niños, niñas y jóvenes, quienes asisten cuando pueden al colegio. Igualmente una de las rutas, apta solo para 12 estudiantes, transportaba 21, es decir, llevaba un sobrecupo de 9 estudiantes. En marzo la situación seguía igual.

 

En abril, además del incumplimiento con el transporte escolar de estas rutas, se sumó el paro que están haciendo los dueños de los vehículos contratados porque no les pagan, de tal forma que de las 8 rutas solo se están prestado servicio en 3.

Para Alberto Farfán la situación genera un gran riesgo para los estudiantes que muchas veces para poder llegar a la institución deben ir en motos, que se convierten en “chivas” donde van 3 o 4 niños.

Con respecto al restaurante escolar, don Alberto Farfán, explica que si el transporte es caótico el servicio de alimentación está loco. Informa que los alimentos, que llegan cada semana, usualmente llegan en malas condiciones, con frutas y verduras, que parecen ser sacadas de los desechos de las plazas de mercado. Incluso en varias oportunidades han devuelto lo entregado. Sobre el particular entregó fotos.

A pesar de las reiterativas denuncias la Secretaría de Educación de Casanare, la interventoría y la contratista, han hecho caso omiso a lo que sucede. Por todo lo anterior la comunidad educativa está solicitando una reunión para el martes 9 de abril para procurar una solución a este caos, que ha generado deserción escolar.

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.