Por asesinato en “falso positivo” de padre e hijo en Aguazul, Casanare, Min Defensa y Ejército deberán pedir perdón

0

2,026 total views, 1 views today

El asesinato de Daniel Torres Arciniegas y su hijo Roque Julio Torres Torres en 2017 en Aguazul, Casanare, además de ser conocido como un “falso positivo” tuvo el objeto de eliminarlos como testigos de otro “falso positivo” ocurrido en 2006. Es por ello que el Juzgado 61 Administrativo de Bogotá ordenó al Ministerio de Defensa y al Ejército Nacional pedir perdón público a sus familiares.

Los hombres eran unos agricultores que hicieron pasar como guerrilleros muertos en combate por la Brigada XVI en Casanare. Es decir, fueron ejecutados extrajudicialmente sin que mediara ningún enfrentamiento. El pecado radicó en que el joven fue testigo del asesinato de Hugo Araque, otro agricultor, vecino de la vereda El Triunfo de Aguazul, por parte de soldados del Batallón de Infantería Ramón Nonato Pérez. Ver: Falsos positivos en Casanare, primer caso de militar de estudio en la JEP

Luego de denunciar este hecho, volvieron a ser testigos de otro asesinato, ahora era Fredy Sanabria, la víctima de otro falso positivo.

Aunque los hombres denunciaron que, por informar de estos hechos a las autoridades, fueron amenazados por los militares cuestionados, nunca recibieron ningún tipo de protección para velar por su seguridad y por el contrario fueron perseguidos hasta que los mataron y los hicieron pasar por guerrilleros.

Según información publicada en RCN Radio, el fallo tuvo en cuenta el testimonio del teniente (r) Fabián García Cespedes, quien hacía parte de la Brigada XVI y comandó el operativo para retener y asesinar a los dos jornaleros. El oficial fue el mismo que ordenó ponerles camuflado y armamento para simular el combate.

García Cespedes, quién fue condenado a 26 años de prisión tras aceptar su responsabilidad en el doble homicidio, entregó todos los detalles sobre este hecho señalando directamente al comandante de la Brigada para la época de los hechos, el general Henry Torres Escalante.

Además de que les mataran a padre e hijo, la familia Torres debió huir de su tierra en la vereda El Triunfo por las amenazas de las que fueron objeto, convirtiéndose en desplazados. Por ello el fallo del juzgado ordenó a las entidades demandadas indemnizar a la familia sobreviviente por todos los daños causados.

El general Henry Torres Escalante se presentó a la Justicia Especial para la Paz, JEP por este caso, aunque siempre ha negado la autoría intelectual de los falsos positivos en esta brigada ubicada en Yopal, Casanare.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.