Hombre mató a su pareja en Aguazul, Casanare.

0

373 total views, 1 views today

Las continuas agresiones verbales y físicas de su pareja sentimental terminaron para Brisa Barreto, pero su vida también, y justamente por las manos de su compañero Alcides Cabezas, en hechos ocurridos anoche en Aguazul, Casanare.

Según narró su nuera Tania Santos, sorpresivamente anoche la policía llegó a su casa para informarle a su esposo que su señora madre de 49 años había sido asesinada por su pareja. Inmediatamente se dirigieron a la residencia en la que vivía en la carrera 6 con calle 5 en el barrio Provipaz en Aguazul y la encontraron en medio de un charco de sangre.

El asesinato se produjo hacia las 11 y 30 de la noche cuando el hombre llegó en estado de embriaguez a la vivienda y ante el reclamo que Brisa le hiciera por el excesivo consumo de licor, este le propinó una puñalada en su pecho, que le ocasionó su deceso.

Tania expresó que la pareja convivía hace cinco meses de los cuales los últimos cuatro las agresiones fueron permanentes, incluso el pasado 25 de agosto, producto de una golpiza ella fue ingresada al Hospital Juan Hernando Urrego donde se determinó que tenía una fractura de clavícula.

Aunque las situaciones de violencia fueron denunciadas ante las autoridades el hombre siguió maltratándola hasta el punto que ella intentó terminar la relación pero no lo logró. Primero llegó la muerte.

Cuando la policía llegó a la escena del crimen, el sujeto se encontraba allí y fue detenido por el homicidio de Brisa. Ahora la Fiscalía tendrá que determinar el tipo de delito cometido, si fue un homicidio agravado o un feminicidio, en el entendido que este último tiene una pena mayor de prisión.

Según Tania, la señora Brisa toleró inicialmente las agresiones de las que era víctima por el gran amor que sentía por Alcides, el cual terminó llevándola a la muerte. Por ahora lo que piden los familiares de ella es que el hecho no quede en la impunidad y se haga justicia.

El comandante de la policía en Casanare, coronel José Luis Ramírez, expresó que efectivamente el hombre tenía el antecedente de haber golpeado a su mujer recientemente.

Con este ya serían 9 los casos de mujeres asesinadas en Casanare a lo largo de este año. De estos, 5, ya fueron esclarecidos, siendo dictaminados 3 como feminicidios.

Luego de publicado este informe y llevada a cabo la audiencia de legalización de captura de Alcides Cabezas, un juez de control de garantías le impuso medida de aseguramiento en la cárcel La Guafilla considerando que el hombre fue el autor material del feminicidio. 

El director de Fiscalías de Casanare, Jhon Fredy Encinales informó que el delito imputado al sujeto fue el tipificado como feminicidio.

El hombre es oriundo de Aguazul, tiene 35 años y es albañil. Según los familiares de la víctima, llevaba cinco meses conviviendo con ella y al poco tiempo de vivir juntos comenzó el maltrato.

Esto dice el Código Penal de Colombia sobre el feminicidio:

Quien causare la muerte a una mujer, por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género o en donde haya concurrido o antecedido cualquiera de las siguientes circunstancias, incurrirá en prisión de doscientos cincuenta (250) meses a quinientos (500) meses.

  1. Tener o haber tenido una relación familiar, íntima o, de convivencia con la víctima, de amistad, de compañerismo o de trabajo y ser perpetrador de un ciclo de violencia física, sexual, psicológica o patrimonial que antecedió el crimen contra ella.
  2. Ejercer sobre el cuerpo y la vida de la mujer actos de instrumentalización de género o sexual o acciones de opresión y dominio sobre sus decisiones vitales y su sexualidad.
  3. Cometer el delito en aprovechamiento de las relaciones de poder ejercidas sobre la mujer, expresado en la jerarquización personal, económica, sexual, militar, política o sociocultural.
  4. Cometer el delito para generar terror o humillación a quien se considere enemigo.
  5. Que existan antecedentes o indicios de cualquier tipo de violencia o amenaza en el ámbito doméstico, familiar, laboral o escolar por parte del sujeto activo en contra de la víctima o de violencia de género cometida por el autor contra la víctima, independientemente de que el hecho haya sido denunciado o no.
  6. Que la víctima haya sido incomunicada o privada de su libertad de locomoción, cualquiera que sea el tiempo previo a la muerte de aquella.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.