Sí hubo desapariciones forzadas en el Ejército: Mayor Soto Bracamonte, excomandante Gaula Militar Casanare

0

770 total views, 1 views today

Ante la Comisión de la Verdad, el excomandante del Gaula Militar Casanare entre 2006 y 2007, mayor Gustavo Enrique Soto Bracamonte, reconoció que en esta unidad sí se presentaron desapariciones forzadas, expresando que militares desaparecían los documentos de los muertos con la permisividad de él. Está dispuesto a contar la verdad plena en resarcimiento de las víctimas.

El testimonio lo logró la Comisión de la Verdad, creada a partir del acuerdo de paz, y en esta oportunidad en su página web se presenta un video donde el reconocimiento de actos de desaparición forzada, en circunstancias de secuestro, reclutamiento y combate fueron aceptados por el mayor del Ejército Gustavo Enrique Soto Bracamonte, excomandante del Gaula Casanare; José Éver Veloza, conocido como ‘HH’, excomandante del Bloque Calima y Bananeros de las AUC; y José Benito Ramírez, quien en la guerra fue conocido como ‘Fabián Ramírez’, excomandante del Bloque Sur de las Farc-Ep.

En el vídeo, Gustavo Soto Bracamonte, expresó textualmente: “Quiero manifestarle a la Comisión que en mi unidad del Gaula militar Casanare se presentaron desapariciones forzadas, y hoy quiero manifestarles a ustedes, de igual manera, que he aceptado mi responsabilidad, quiero contribuirles con la verdad a las víctimas buscando a las personas que se encuentran desaparecidas”.

En otro aparte agregó que “Cuando yo llegué y recibí la unidad, generalmente cuando se daba un muerto se desaparecían los documentos. Por qué se desaparecían los documentos, esto con el personal más antiguo, con los soldados, decían que para que sea más difícil identificarlos y permití que lo hicieran de esa manera, porque muchos lo reportaban como NN y yo también lo permití. Tengo las actas de levantamiento de cadáver, de misiones tácticas. Mi compromiso es pleno, quiero esclarecer la verdad plena, y que sea temprana, que las victimas terminen con este dolor que yo causé”.

Finalmente expresó que “Le pido perdón de corazón a todas las víctimas por todo el daño que causé”.

La Comisión de la Verdad reseña que Gustavo Soto Bracamonte es uno de los 11 miembros del Ejército ya retirado de las filas que ha manifestado encontrarse en mayor nivel de amenaza contra su vida en ocasión de las declaraciones que ha realizado ante la JEP y referidas a las dinámicas y responsabilidades alrededor de los asesinatos selectivos a civiles que el Ejército presentó como muertes de guerrilleros en combate, lo que se conoce en la opinión pública como “falsos positivos”.

“Cuando fui comandante del Gaula, siempre traté de mantenerme en el top 10. Es decir, entre las 10 mejores unidades del Ejército, y esto generó muchos problemas al pueblo colombiano y, en particular, a las víctimas, que son las que hoy sufren este dolor”, confesó el exmilitar.”

Igualmente se expresa que permaneció 10 años en prisión por su participación directa en la planeación y orden de estos crímenes. La JEP le concedió la libertad anticipada por su compromiso con la verdad relacionada con estos asesinatos selectivos a civiles.

En 2010 fue sentenciado a 32 años y 6 meses de prisión por el secuestro y asesinato extrajudicial (falso positivo) de Eduardo Pérez Vega, un comerciante en Villavicencio en hechos ocurridos en junio de 2007.

 

Otras noticias…

Puente que une 80 familias campesinas a La Salina, nominado a premio de Regalías

Prohibido consumo de drogas en zonas públicas de Yopal

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

x