ActualidadNoticiasReportajes

Pacientes deben ser atendidos en medio de escombros en Centro de Salud de Sabanalarga

 26,554 total views,  3 views today

Informe Especial Alianza de Medios casanarenoticias.com, marthaCifuentes.com y caracoltropicana.com

 

Como un adefesio y un monumento a la corrupción podría calificarse la remodelación del Centro de Salud de Sabanalarga, una obra que fue abandonada a su suerte, y que hoy sus habitantes reclaman a gritos. Es una situación sui géneris, desastrosa, en donde se acometieron obras sin planificación, ni vigilancia de los entes de control.

En plena pandemia del Covid-19, y cuando en Casanare aún no se ha llegado al pico máximo de casos, el municipio de Sabanalarga, al sur del departamento, atiende a sus pacientes en medio de escombros, en reducidos consultorios, gracias a la mala planificación de la “Remodelación del Centro de Salud”, obra sin dolientes que fue abandonada a su suerte, desde el año pasado, por el contratista.

Y es que la preocupación que tiene la comunidad del municipio, es la lamentable situación de abandono del centro asistencial, en donde claramente se ve la violación al derecho fundamental de la salud, sin barreras y sin dificultades, contradiciendo los preceptos del Ministerio de Salud y Protección Social.

En la actualidad el servicio de urgencias funciona aledaño a las inconclusas obras mientras que en una casa esquinera contratada por Red Salud Casanare, operan los demás servicios.

La Alianza de Medios Casanare Noticias, Martha Cifuentes Noticias y Contenidos y Caracol Tropicana Casanare, estuvo en Sabanalarga para conocer de primera mano, uno de los adefesios más evidentes en materia de construcción de obras en el departamento.

 

 

La obra que se dejó a medias

La remodelación de la infraestructura física inició en abril de 2019, por parte del Consorcio CDS Sabanalarga /2019, con representación legal del arquitecto, Roney Leovardo Cortés Flórez, en cumplimiento del convenio interadministrativo No. 2427 de 2018, celebrado entre el Departamento de Casanare y Red Salud Casanare E.S.E.  por $661.902. 962.

Nixon Roa, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Salud de Casanare de Red Salud, expresa que el plazo para la ejecución de la obra era de seis meses, término que nunca se cumplió ya que ha pasado un año, sin que nadie responda por los trabajos. Adicionalmente, a muchos de los trabajadores que laboraron en la obra, todos oriundos de Sabanalarga, se les adeuda sueldos por parte del contratista, para los cual han pedido la intervención de la Personería Municipal y la Oficina de Trabajo. “Hemos conocido que ni siquiera tenían al personal asegurado a una ARL, salud y pensiones”.

“La remodelación consistía en la adecuación de un área más amplia de consulta externa y urgencias, la construcción de un laboratorio clínico para la toma de muestras, un consultorio de odontología y la ampliación del área de hospitalización”, dice Roa y reitera que las mismas surgieron ante deficiencias de la construcción antigua, que carecían de filtros de retención de aguas hidráulicas, lo que generaba malos olores al interior de la institución en tiempo de verano.

Durante la ejecución de las nuevas obras, la veeduría de la obra pudo evidenciar desde un principio, que los planos no cumplían con algunos de los requisitos estándar para la habilitación y prestación adecuada de los servicios de salud. “En vista de que los avances de la obra estaban retardados, como agremiación sindical nos opusimos a que se adicionara más dinero al contrato”, indica Nixon Roa.

La veeduría y el sindicado solicitan a la Contraloría Departamental y a la Procuraduría, que se apersonen de la investigación sobre la suerte de la obra, que tal como lo manifiesta don Pedro Pablo Gutiérrez, un ciudadano raizal de Sabanalarga, nunca debió hacerse, ya que en lugar de remodelarlo lo acabaron totalmente, “era un Centro de Salud muy bonito, pero ahora es un completo desastre, uno viene a recibir atención y no sabe para dónde coger, es una cochera. Solicitamos al gobernador de Casanare que esta obra se adjudique a una persona responsable, y no a cualquier pícaro que venga a robarse la plata.

“Nos sentimos solos, ya que a la fecha no conocemos de ningún ente que haya iniciado una investigación al respecto”, indica el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Salud de Casanare de Red Salud, quien reafirma que a pesar de varios inconvenientes, el Centro de Salud, construido durante la Administración del alcalde Luis Evelio Ramírez en junio de 2001, cumplía con los estándares de calidad y era uno de los mejor organizados de Casanare.

 

Planos perdidos

Para el odontólogo Rosdan Alexander Alfonso Becerra, representante de la veeduría para el contrato de Remodelación  del Centro de Salud, las obras que se realizaron, no tuvieron planeación, ni vigilancia por parte de los entes de control, para que técnicamente se hubiese detenido el despropósito cometido. “Este proyecto se concibió de tan mal forma que, hubo desconocimiento de las normas de sismo resistencia, más si se tiene en cuenta que  estamos en un área que es  activamente sísmica por el hecho de estar sobre la falla de Guaicaramo. Se puede observar que los muros, en áreas como hospitalización y atención del parto, no están soportados por columnas, ni vigas de amarre, ni de arrastre”.

Y es que, no se necesita ser ingeniero, ni experto para observar a primera vista, un esperpento de construcción, en donde los muros de hospitalización fueron hechos sobre el piso, sin vigas y sin columnas, “al parecer por economizar materiales, hicieron vigas oblicuas y otras que atraviesan diagonalmente la construcción, cosa que si llegase a temblar se caerían. Las columnas pequeñas se pañetaron para hacerlas ver mucho más gruesas y en la punta de una de las columnas, se ven tres varillas para tratar de maquillarlas después con la unión a otras vigas, sin el cumplimiento mínimo de las normas de construcción, explica el vocero de la Veeduría.

Durante el recorrido que la Alianza de Medios, efectuó en las aparentemente mal hechas obras del Centro de Salud, se encontraron tirados en el piso los planos de la obra, dejados por el contratista, cuando abandonó la obra, “casualmente los encontramos  en uno de los cuartos de hospitalización a donde no ingresábamos, desde hace mucho tiempo, estos estaban embolatados, y aquí podemos apreciar, como los planos dicen una  cosa y estructuralmente hay otra”, manifiesta Rosdan Alfonso.

Reitera el profesional que, en la actualidad el área de urgencias es muy pequeña y se requiere cuanto antes su ampliación, máxime cuando tienden a incrementarse los accidentes en la zona, con la terminación de las obras de la transversal del Sisga, y estamos en plena pandemia del coronavirus.

 

Qué dice Red Salud Casanare

El gerente de Red Salud Casanare Víctor Sierra, expresa que él asumió su cargo en mayo de este año y desconoce cómo fue el trámite contractual de la estancada remodelación del centro de salud de Sabanalarga. Sin embargo a las dos semanas de haber llegado y conociéndose que la obra no tenía avances, se declaró la caducidad del contrato y posteriormente el siniestro. El contratista no interpeló las decisiones.

Con base en lo anterior se logró que la aseguradora reintegrará 290 millones de pesos, que era un monto aproximado girado al contratista como anticipo para la ejecución de obras.  Es decir, se habría recuperado una parte del dinero invertido para poder iniciar un proceso nuevo.

Hay que destacar que esto se tomará un tiempo, porque primero hay que determinar que obras de las realizadas sirven y si es viable o no continuar con la remodelación. Para ello se pedirá apoyo a la Sociedad de Ingenieros de Casanare y la Secretaría de Infraestructura de la Gobernación.

Si bien se recuperó el dinero entregado al contratista Roney Leovardo Cortés, el tiempo perdido ya supera el año y aún no se tiene certeza cuánto más podría demorar los asuntos jurídicos y judiciales.

Curiosamente en la búsqueda hecha en el Secop I y en la página de Red Salud Casanare para conocer más detalles de esta contratación, no fue posible encontrar el mentado contrato.

 

Qué dice el alcalde de Sabanalarga

El alcalde de Sabanalarga, William Roa, manifiesta a su vez, que ha estado atento a la solución definitiva del problema y desde su campaña prometió la culminación de la obra y por ello se ha gestionado con la Gobernación y Red Salud Casanare llevar a buen término el proyecto de remodelación del centro de salud.

Por ahora se está pendiente del concepto que de la Sociedad de Ingenieros de Casanare sobre la viabilidad de retomar a partir de lo construido o demoler si es el caso.  Frente a esto que ha sucedido del estancamiento del proceso de construcción él preferiría contemplar hacer un proyecto nuevo que incluya la adquisición de predios contiguos y hacer un hospital que cubra las necesidades de la población, el cual tendría un costo aproximado de 10 mil millones de pesos.

Por ahora le preocupa la atención integral de las personas que eventualmente resulten contagiadas con la Covid-19 porque este municipio no está preparado para enfrentar la pandemia. Aunque solo ha habido 4 personas positivas para el virus, ya controladas, en el momento en que se requiera una internación debe hacerse en el Hogar Adultos Mayor, lugar adecuado por Red Salud para ello.

Cabe resaltar que en la página web de la Alcaldía de Sabanalarga, en publicación hecha en diciembre de 2018 se expresa textualmente “Es un hecho, se remodelará el centro de salud de Sabanalarga”. Y se agrega que este proyecto fue estructurado por la Alcaldía bajo el gobierno de José Armando Suárez con el apoyo de la Secretaría de Salud de Casanare y el respaldo de Red Salud Casanare. El objeto del mismo, se reseña, era mejorar la infraestructura hospitalaria.

 

La comunidad opina

La licenciada Hilda Vargas dice que lo poco que saben sobre el fracaso de esta obra, es que al parecer el contratista se quebró y hasta el momento los organismos de control no han reportado investigaciones de la situación.

Expresa que lo importante es que se destinen los recursos necesarios y se sumen las voluntades políticas para culminar esta remodelación porque así como está funcionando es infrahumana la atención para los pacientes y el personal de salud trabaja en unas condiciones muy precarias.

Así debería quedar el puesto de salud según el render hecho por Red Salud Casanare:

 

 

Y así quedó:

Otras noticias…

Ex comandante operativo de policía Casanare, coronel Carlos Rojas, seleccionado para ascender al grado de brigadier general

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba