ActualidadEntrevistasNoticiasReportajes

Clan del Golfo habría llegado a Casanare de la mano de personalidades de poder económico, revela analista Ariel Ávila

 20,057 total views,  8 views today

“Gente de poder económico de Casanare” habría solicitado al Clan del Golfo que hiciera presencia en este departamento. Al parecer el incremento de extorsiones de las disidencias de las Farc habría generado la realización de una reunión en el departamento del Meta donde se planeó su ingreso. Así lo informó Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación en entrevista realizada en el Noticiero Casanare Hoy por Hoy de Caracol Tropicana.

Si bien el prestigioso analista político no precisó detalles sobre quiénes serían estas personas, indicó que se tiene información preliminar de que hubo otras reuniones en Hato Corozal y Tauramena, donde habría hecho presencia personal de las disidencias de las Farc o del Clan del Golfo o miembros de otra organización privada de seguridad.

Según Ariel Ávila, quien ha investigado los fenómenos de violencia y grupos armados, esta sería una de las hipótesis de la llegada de esta estructura armada ilegal a Casanare, que implicaría posibles enfrentamientos con las disidencias de las Farc, en límites de Arauca y Casanare.

Pero también hay otra posible explicación de la incursión del Clan del Golfo en el departamento y es que esta organización estaría intentando retomar todo el imperio del narcotráfico y microtráfico, creado en su momento por los buitragueños o Autodefensas Unidas Campesinas, comandadas por alias “Martín llanos”.

Estas dos hipótesis también podrían ir de la mano. Con la excusa de atacar a las disidencias de las Farc se posibilita el control territorial para el negocio del narcotráfico.

Este análisis se hizo luego de que el comando de la policía de Casanare confirmara la presencia de esta agrupación armada, a partir de al menos 8 asesinatos, en su mayoría, de personas relacionadas con la venta de estupefacientes y consumo de alucinógenos, en Villanueva, Monterrey y Maní, en el sur de Casanare, y en Barranca de Upía y Cabuyaro en Meta.

 

Cómo se comenzó a evidenciar

Uno de los primeros hechos que alertaron la presencia de la organización armada fue la decapitación de un jornalero de 62 años en Monterrey en agosto 23, quien apareció con la cabeza introducida en el estómago, en uno de los parques municipales.

Frente a esto Ariel Ávila, explicó que “Las decapitaciones son una práctica del Clan del Golfo en el bajo Cauca antioqueño en la guerra contra Los Caparrapos, por eso ese homicidio sorprendió tanto” y agregó que lo otro es que aparezcan cadáveres en los ríos, como efectivamente sucedió el pasado 8 de diciembre en Villanueva cuando se encontró el cuerpo torturado de un hombre de 29 años de edad en aguas del río Upía.

 

Monterrey, un polvorín

El analista de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, Ariel Ávila, también expresó que Casanare puede que no tenga muchos cultivos de coca pero es una zona de cristalizaderos, sobre todo en Monterrey, donde se han evidenciado cocinas del narcotráfico, “Toda la droga que puede subir de Cumaribo, Vichada, del sur del Meta, la están procesando para sacarla por Venezuela. Ese es el otro escenario, en el que se quiere controlar toda la cadena del narcotráfico y microtráfico, en conjunto”, puntualizó.

 

Qué viene para Casanare con el accionar del Clan del Golfo

Ariel Ávila analiza que se podría prever que “Inicialmente no va a haber violencia extrema como en el bajo Cauca, pero habrá episodios de violencia aislada, selectiva, donde preocupa lo de asesinato de líderes sociales y más cuando viene el tema preelectoral”. De hecho el pasado 7 de diciembre fue sicariado Julio Velásquez, presidente de la Junta de Acción Comunal de Paso Cusiana, Tauramena.

El analista dijo que “Si la guerra se prolonga y el Clan del Golfo no puede lograr un control de las zonas eso podría significar un aumento extorsiones a las empresas petroleras, ganaderos y comerciantes. Eso lo vamos a saber luego del primer trimestre. Puede haber aumento del homicidio, porque la gente estuvo encerrada, pero no va a ser desproporcionado. Se podría concentrar al norte del departamento, al sur y la capital”, reiteró.

 

Captura de 9 integrantes del Clan del Golfo en Casanare y Meta

En Consejo Interdepartamental de Seguridad de Casanare y Meta, realizado este miércoles 9 de diciembre  en Villanueva, el comandante de la Región 7 de Policía, brigadier general Oscar Antonio Moreno, confirmó la captura de 9 integrantes del llamado Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas, que vienen delinquiendo en el sur de Casanare y norte de Meta.

Entre los capturados están Juan de Jesús Jiménez Peña Alias “Nicanor”, cabecilla Financiero en Meta y Casanare, quien hiciera parte de los paramilitares de alias Martín Llanos y del Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (ERPAC), y quien en la actualidad es el principal enlace en los llanos orientales con carteles mexicanos en temas de narcotráfico.

Los demás capturados son mandos medios y bajos de la organización armada que, según la policía, quiere hacerse al control territorial del narcotráfico y microtráfico en este corredor fronterizo de los dos departamentos, que se hizo evidente por el asesinato de al menos 8 personas, la mayoría de ellos, relacionadas con la venta y consumo de alucinógenos.

El brigadier general Oscar Antonio Moreno confirmó que en el último año se han capturado 120 personas vinculadas a esta organización criminal y se espera que con el mando unificado con asiento en Villanueva y la disposición de 80 unidades policiales se fortalezca el accionar contra esta organización armada.

 

Clan del Golfo y Autodefensas Unidas Gaitanistas

Según Ariel Ávila, “Hay una estructura que el Estado ha denominado el Clan del Golfo, que tiene tres partes, una tiene el mando más duro que lo controla alias «Otoniel» y unos cinco mandos, luego tiene una estructura que son 51 mandos y luego un montón de pandillas que ellos contratan”.

Los mandos regionales ponen plata para formar una fuerza elite, conformada por exparamilitares, muy preparados en lo militar y lo llaman Autodefensas Unidas Gaitanistas. A las pandillas que contratan, por ejemplo si fuera en Yopal, puede ser que maten a unos jefes de expendios de drogas y luego los coloquen a llamar Clan de Golfo o urabeños. Las AGC es la fuerza de choque”.

 

Casanare, un hueco negro en información

En la entrevista, Ariel Ávila, expresó que “Casanare ha sido un hueco negro. Por ejemplo sabemos que el sur de Casanare es una zona de grandes cristalizaderos de droga en el país, pero la destrucción es muy baja y pocas capturas, pero en Casanare no fluye la información”.

Dijo que “el temor es que se esté fraguando una nueva ola de violencia en los Llanos orientales y no nos estemos dando cuenta. El problema es que la mayoría de instituciones se encerraron por la pandemia, incluida la Defensoría del Pueblo, y las comunidades están abandonadas; lo que hoy sabemos del sur de Casanare es por las versiones de la policía y militares y no se sabe si es cierto o no lo que informan. Nos hemos dado cuenta que cuando hemos ido a ver en terreno, la cosa es mucho más grave”.

 

Clan del Golfo y elecciones presidenciales

A propósito de las próximas elecciones presidenciales de 2022, se le consultó sobre la posible incidencia de esta agrupación armada. Explicó que “Donde hay Clan de Golfo, hay influencia en las elecciones. Pone alcaldes y gobernadores. Pero el clan tiende a participar con financiación de campañas”.

 

Qué puede hacer la comunidad

Para no ponerse en riesgo la comunidad puede hacer sus denuncias en forma anónima en la Defensoría del Pueblo o en personerías.

 

Otras noticias…

Ecopetrol niega contaminación del río Guayuriba en Meta como afirma Cormacarena

Estudiante de Unitrópico inicia estudio piloto sobre el Caracol Gigante Africano

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba