ActualidadNoticiasReportajes

Casanare, más alta tasa de “falsos positivos” por cada 100 mil habitantes, entre los años 2002 y 2008, en el país: JEP

 6,209 total views,  24 views today

De las 6.402 personas ejecutadas ilegalmente por el Ejército Nacional y presentadas falsamente como bajas en combate entre 2002 y 2008, Casanare ocupó la, poca honrosa, tasa más alta de todo el país con 12 asesinatos ilegítimos por cada 100 mil habitantes y el octavo lugar con 246 víctimas. La información proviene del Auto 033 del 12 de febrero de 2021, emanado de la Justicia Especial para la Paz, JEP.

A través de este se hace de público conocimiento la priorización interna del caso denominado “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”. Antioquia, Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta son los seis territorios críticos priorizados por la Sala de Reconocimiento en la primera fase de la investigación del Caso 03, que fueron priorizados porque en ellos se concentró el 66% del total nacional de víctimas.

 

Caso Casanare

El Auto 033 destaca entre otros aspectos que:

“La Cuarta División ocupó el segundo puesto en resultados operacionales de todo el país y en 2007 alcanzó el primer puesto. De las cinco brigadas que conformaron, de manera variable, la Cuarta División, la Brigada VII y la Brigada XVI concentraron en la mayor cantidad las muertes cuestionadas, para un total de 230 procesos en Fiscalía en el periodo comprendido entre 2001 y 2011, por la muerte de 415 personas.”

Es de resaltar que la Brigada XVI entre los años 2004 y 2009 hacia parte de la Cuarta División. Posteriormente pasó a ser parte de la Octava División.

La Fiscalía General de la Nación describe en documentos oficiales que “Las investigaciones adelantadas en contra de la Cuarta División muestran dos momentos críticos, uno inicial para 2003, en el cual el departamento del Meta evidencia casi la totalidad de la participación, y un segundo aumento en el cual la Brigada XVI presentó la mayoría de muertes para los años 2006 y 2007, y que correspondió al aumento de casos a nivel nacional. Casanare registró, para el periodo analizado, el 7,9% del total de los casos, lo cual representa 179 víctimas directas, ocupando el segundo lugar después de Antioquia y antes de Cesar y Meta.”

“Asimismo, de acuerdo con la información oficial suministrada por la Fiscalía, los batallones de la Brigada XVI con mayor número de muertes investigadas en Ley 600 de 2000 y en Ley 906 de 2004 son el Batallón de Infantería No. 44 “Ramón Nonato Pérez” (BIRNO) y el Grupo Gaula de Casanare (GACAS), ubicados en los puestos 11 y 19, según el número de víctimas reportadas, 50 y 40 respectivamente, para el periodo 2002-2008.”

“Por otra parte, el comportamiento de las unidades adscritas a la Cuarta División, en particular de la BR7 y la BR16, condujo a la Fiscalía a adelantar investigaciones contra al menos un general, un coronel y 53 mayores. También adelantó 276 investigaciones contra 1.247 miembros de las unidades que conformaban esta División.”

“En lo que respecta al territorio de la Brigada XVI, para el periodo comprendido entre enero de 2005 y diciembre de 2008, se reportaron por parte de esta unidad un total de 24.324 resultados de muertes en combate, de los cuales, a partir del cruce con la base de datos construida por la Sala de Reconocimiento con los informes e información acopiada en el marco del caso 03, se han podido identificar 7.279 muertes cuestionadas (algunas de estas ya han sido determinadas por las autoridades judiciales o disciplinarias como muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate) asociadas a 9.197 hechos, la mayoría concentrados en los municipios de Aguazul (21,8%), Yopal (13,77%) y Monterrey (10,22%), y, en una menor proporción, en los municipios de Támara, Tauramena, Paz de Ariporo y Hato Corozal, los cuales tuvieron, cada uno, una participación entre el 6 y el 99%.”

“Asimismo, en el análisis de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por 100.000 habitantes, se pudo determinar que, para el periodo 2002-2008, la tasa para el departamento del Casanare fue la más alta en todo el país con casi 12 por 100.000 habitantes. Debe resaltarse que para 2007, la tasa de MIPCBC del Casanare alcanzó un 30,9 por 100.000 habitantes, siendo para el homicidio, ese mismo año, 34 la tasa nacional y 51 la tasa para el departamento del Casanare. Esto permite evidenciar la gravedad del impacto de este fenómeno en este territorio.”

“Durante el año 2007, el porcentaje de resultados cuestionados de la Brigada XVI es de tres cuartas partes del total de resultados presentados, razón por la cual es necesario analizar la evolución del fenómeno entre el periodo 2005 y 2008”, agrega la JEP.

“De acuerdo con la información disponible en los informes, se identificaron algunas características de los hechos que muestran que la victimización se produjo haciendo uso de desmovilizados e informantes, quienes identificaban a otros desmovilizados o personas señaladas de estar vinculadas con la criminalidad, principalmente, por parte de los miembros del Grupo Gaula Casanare. Este perfil, además, fue definido por el comandante del Batallón, el mayor retirado Gustavo Enrique Soto Bracamonte, quien consideraba esto permitiría dar visos de legalidad a los casos.”

“Además de la información extraída de los informes de la Fiscalía y de la Secretaría Ejecutiva de la JEP, que dan cuenta de la investigación de estos hechos en la justicia ordinaria, diferentes organizaciones se han pronunciado sobre la dimensión y el impacto que tuvieron las conductas en el departamento del Casanare, la Provincia de la Libertad y Arauca.”

“Se ha indicado en el informe del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos y se ha hallado en las investigaciones adelantadas por la Fiscalía que la más importante proporción de estas víctimas eran campesinos  o se dedicaban a labores informales del campo, y que otras habían tenido algún vínculo con grupos armados al margen de la ley o contaban con antecedentes penales. Unos pocos habían tenido vínculos con el Ejército, por la prestación del servicio significativo, dentro de las más de 7270 víctimas se encontraron dos adultos mayores (uno de 84 años), dos personas en situación de discapacidad, habitantes de calle, personas señaladas de tener consumo problemático de drogas, y personas vinculadas al ejercicio de la política o líderes sociales.”

Finalmente se expresa que “De conformidad con lo anterior, la Sala concluye que en el departamento de Casanare priorizará la investigación por los hechos ocurridos entre enero de 2005 y diciembre de 2008 que correspondieron a muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por miembros de la Brigada XVI.”

Algunos de los casos de Casanare, según la ONG www.nocheyniebla.org:

2002 – Julio 5: En la vereda El Tablón de Labranzagrande, Boyacá, José Remigio Cárdenas había ido hacia una tienda del vecindario y allí llegaron tropas del Gaula / Casanare, quienes apuntaron sus armas contra los que estaban en la tienda. A pesar de que todos levantaron los brazos para significar que era gente inerme, los militares dispararon y asesinaron a José Remigio y a otro señor de nombre Luis, cuyos cadáveres llevaron a Yopal y presentaron como guerrilleros muertos en combate.

2003 – Octubre 23: En Aguazul, Casanare, tropas adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional ejecutaron a Carlos Alfonso Viasú, de 23 años de edad. Los hechos ocurrieron en la vía que conduce de Aguazul (Casanare) a Pajarito (Boyacá), cerca del puente sobre el río Cusiana. De acuerdo a la fuente: “(…) Se desempeñaba como matarife en Pajarito, razón por la cual ese día salió de su casa a las 2:00 horas de la mañana, desde la vereda San Benito, de Aguazul; tomó su bicicleta y se dirigió a Pajarito a sacrificar la res que había dejado lista (…) Unos metros antes del puente sobre el río Cusiana fue detenido por miembros del Ejército Nacional quienes lo amarraron a un árbol, lo vistieron de camuflado, le colocaron una granada y una pistola en la mano y después le dispararon por la espalda. Para justificar los hechos, armaron un tiroteo a eso de las 3:00 horas de la mañana.

2003 – Diciembre 1: En La Salina, Casanare, tropas adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a Víctor Carrillo Blanco, Julio Téllez y otros dos jóvenes sin identificar. Según la denuncia: “(…) se encontraban reunidos consumiendo licor en el sector llamado El Alto o Tostadora. (…) Los jóvenes fueron detenidos, posteriormente ejecutados y permanecieron desaparecidos durante varios días. (…) Sus cuerpos fueron llevados al municipio de Yopal, donde el Ejército los declaró como subversivos muertos en combate, pero realmente los jóvenes no tenían relación con algún grupo armado y en la zona no se presentaron enfrentamientos (…)”.

2004 – Febrero 4: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Héroes de Paya del Ejército Nacional, ejecutaron a Pantaleón Gómez de 84 años de edad, en hechos ocurridos en la vereda Monterralo. De acuerdo a la fuente: “(…) sufría una afección severa en una de sus manos y lo reportaron como “guerrillero dado de baja en combate”. Su cadáver fue encontrado con un arma de fuego y una granada en la mano. (…)”

2005 – Mayo 25: Militares de la Compañía Caribú, adscritos al Batallón de Infantería Ramón Nonato Pérez de la Brigada XVI, del Ejército Nacional, ejecutaron extrajudicialmente a cuatro hombres y una mujer, en Monterrey (Casanare). Según la denuncia: “Las víctimas fueron detenidas el día anterior cuando se encontraban en una finca ubicada en la vereda El Guayabetal, de propiedad de una de las víctimas, y en la madrugada del día siguiente fueron ejecutadas en la inspección de policía El Porvenir. Por estos hechos la Procuraduría General de la Nación destituyó al comandante de la Compañía, Haizer Etiel Meléndez Malagón y a los soldados profesionales José Humberto Barrera Lizarazo, Didier Calderón Rodríguez, Ricardo Pérez Garzón, Jairo Oros Morales, Luís Angel Mancipe Peroza, Cesar Augusto Martínez Arias, Rodrigo Osuna Rivera, Melquis Edison Ortíz Bosa, Eider Manuel Martínez Vásquez, Juan Alberto Murillo, Tito Alexander González Avella, Rutbel Chavita Tumay y Jorge Eliécer Hérnández Camargo. Las víctimas presuntamente pertenecían a las Autodefensas Campesinas de Casanare y fueron ejecutadas por múltiples heridas causadas por proyectil de arma de fuego”. Agrega la denuncia que la Procuraduría ante el caso manifestó que: “El hecho de tener vínculos con un grupo armado al margen de la ley, no validaba en cualquier circunstancia el accionar de la fuerza pública (…) pues las normas del Derecho Internacional Humanitario, si bien reconocen que en el marco del conflicto armado se puede causar en forma justificada la muerte a personas que participan directamente en las hostilidades, ello no constituye una licencia ilimitada para las partes como quiera que aun tratándose de sujetos que son partícipes de la guerra, la normativa humanitaria les reconoce cierto ámbito de protección (…) estas personas no resultaron muertas en un combate con la fuerza pública, sino que fueron intencionalmente ultimadas por los militares y éstos para encubrir su comportamiento, simularon un enfrentamiento que, se dijo, realmente no existió. (…)”.

2005 – Octubre 10: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón BIRNO 44, adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a Hugo Édgar Araque Rodríguez. De acuerdo a la fuente: “(…) salió de su casa, la finca Mata de Guaduas, ubicada en la vereda El Triunfo, del municipio de Aguazul, en compañía de su vecino, Roque Julio Torres Torres, con destino a la finca de unos vecinos donde buscaría prestada una bestia para poder cargar la madera que días antes había aserrado. En el camino, los jóvenes se separaron. Cuando Roque Julio iba de regreso hacia su casa, se encontró con soldados (…) quienes lo detuvieron. Roque Julio aseguró haber visto la cédula de ciudadanía y la libreta militar de Hugo Édgar Araque Rodríguez en manos de un miembro de este batallón. (…) Aproximadamente faltando 20 minutos para las seis de la tarde los vecinos del lugar escucharon una balacera (…) El día siguiente (…) la madre de Hugo Édgar se dirigió hacia donde se encontraba el Ejército a preguntar sobre el paradero de su hijo, al tiempo que solicitó le permitieran mirar un cadáver que tenían en el piso en unas bolsas plásticas y tapado con una lona. El Teniente a cargo de la patrulla le impidió verlo (…) El día siguiente (…) se dirigió al hospital de Yopal para que le entregaran el acta de defunción, y al puesto del DAS para certificar que era la mamá, ya que en la morgue aparecía como un NN. (…)”

2005 – Noviembre 30: En Aguazul, Casanare, tropas adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional ejecutaron al campesino Carlos Bernal Bernal. Según la denuncia: “(…) sale de su casa aproximadamente a las 6:00 a.m. (…) Hacia las 9:00 horas su esposa notó que demoraba en llegar y decidió llamarlo al celular, desde el cual le respondió una persona desconocida quien le dijo: “Carlos está en una reunión, llámelo más tarde”. Dejó pasar un tiempo y volvió a llamar; le contestaron pero luego le colgaron. (…) inició la búsqueda, dirigiéndose a la Fiscalía, de allí la enviaron al GAULA del Ejército (…) la atendió un hombre alto moreno quien le preguntó que a “quién busca, ella responde que a Carlos Andrés Bernal, (…) él dice “usted sabe que lo había detenido el Ejército en Cunamá”, ella responde que sí, luego le dice “ese perro se nos salvó una vez pero de la segunda no, le dimos de baja en un combate, lo encontramos extorsionando a un hombre(…) La víctima fue detenida en Yopal y llevada hasta la vereda Unión Charte, jurisdicción de Aguazul, en donde fue ejecutado (…)”.

2005 – Diciembre 15: Tropas adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional ejecutaron al campesino Rigoberto Achagua Páez, el 15 de diciembre de 2005, en la vereda Las Garzas, Támara (Casanare). Según la denuncia: “Para la época de los hechos, el entonces capitán Casas Montilla informó sobre la muerte en combate de un guerrillero del frente 28 de las FARC y negó a los familiares de la víctima su retención”. Por el hecho un fiscal de Derechos Humanos acusó a Ambrosio Casas Montilla, mayor del Ejército Nacional, y a Andrés Porras Rodríguez, cabo primero, quienes deberán responder en juicio por los delitos de homicidio agravado en concurso con desaparición forzada y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal. El oficial también está acusado por los punibles de falsedad ideológica en documento público y fraude procesal”.

 2006 – Julio 13: En Paz de Ariporo, Casanare, tropas pertenecientes al Grupo GAULA, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino José Hernando Vargas, de 33 años de edad. Los hechos ocurrieron en su finca Los Cedros, vereda El Jordán, siendo aproximadamente las 3 p.m. Según la denuncia: “(…) Se encontraba guadañando y salió a darle vuelta a los caballos en el potrero, en ese momento fue detenido por los militares, obligándolo a seguir hasta la finca La Pedregosa; allí simularon un combate y lo asesinaron. Siendo las 8 p.m., aterrizó un helicóptero en el que trasladaron el cadáver hasta la Brigada en Yopal. El día de los hechos vestía una pantaloneta de colores gris y rosado. Un día después su esposa encontró el cadáver en el cementerio de Yopal. Estaba dentro de una bolsa negra, depositado en una bóveda sin tapar. (…) lo habían vestido con un pantalón jean azul oscuro, botas de caucho color negras y una camisa camuflada. (…) su cuerpo presentaba signos de tortura: una herida a la altura del abdomen, los antebrazos estaban partidos y le habían cortado los testículos, al parecer no presentaba disparos. (…)”.

2006 – Agosto 13: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes a los Batallones 25 y BIRNO 44, adscritos a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a Fredy Alexander Pérez Sanabria en hechos ocurridos en la vereda El Triunfo. De acuerdo a la denuncia: “(…) En el camino fue detenido por los uniformados (…) quienes lo golpearon y luego lo ejecutaron. Los vecinos afirman que cuando salió de la vivienda de la familia Cárdenas no llevaba armas ni vestía prendas militares. Sin embargo horas después fue presentado como “guerrillero dado de baja en combate”, que portaba una pistola y una granada. (…) le cambiaron sus prendas de vestir por uniformes de uso privativo de la fuerza pública (…)”.

2006 – Agosto 19: En Paz De Ariporo, Casanare, tropas pertenecientes al Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Julio César Areno Meta, de 20 años de edad. De acuerdo a la denuncia: “(…) estaba trabajando junto con su padre. Muestra de casos cronológica Centro de Investigación y Educación Popular / Programa por la Paz (CINEP/PPP) 121 en la vereda Teislandia, del municipio de Támara, operando una máquina guadañadora; se desplazó al casco urbano de Paz de Ariporo a conseguir el repuesto, advirtiendo que regresaría el mismo día. Fue sacado violentamente del establecimiento comercial donde buscaba el repuesto (…) lo condujeron a la vereda Las Palmas del municipio de Hato Corozal, donde lo ejecutaron, le cambiaron su ropa por prendas ajenas, le robaron sus documentos, lo reportaron como “guerrillero dado de baja en combate”, le colocaron botas cuando todo el mundo sabía que él andaba descalzo, le colocaron al lado un fusil y munición y lo enterraron como un NN en el cementerio de Paz de Ariporo. (…)”.

2006 – Agosto 24: Tropas del Ejército Nacional ejecutaron al campesino Pablo Emilio Vásquez Pérez, en el corregimiento Tilodirán, Yopal (Casanare), el 24 de agosto de 2006. Según la fuente, la víctima: “Se dirigió a la vereda Quebradaseca, a cinco kilómetros de Yopal, con el fin de cumplirle la cita a unos desconocidos que le ofrecieron empleo en una finca de la región. Horas más tarde su cadáver fue presentado por el Ejército Nacional como dado de baja en combate en un supuesto enfrentamiento con una red de extorsionistas y reportaron que junto a él fueron hallados un revólver, un proveedor para fusil y un radio de comunicaciones”. Agrega la denuncia que: “Por su parte, el Fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos que adelanta la investigación encontró contradicciones en los testimonios que rindieron los militares que participaron en el supuesto enfrentamiento y por tal razón los vinculó al proceso penal”. Por el hecho la Fiscalía aseguró al sargento segundo Jesús Eduardo Corzo Pita y a los soldados profesionales Alexander González Almario, Geovanny Murillo Criollo, Weimar de Jesús Cardona García y Daniel Viazuz Castiblanco.

2007 – Enero 4: En Paz de Ariporo, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Guías del Casanare, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Óscar Pérez Anave, en la vereda El Totumo. Según la fuente: “(…) la víctima fue interceptada en un retén ilegal por tres hombres vestidos de civil que usaban pasamontañas y que empuñaban armas de corto alcance, quienes lo bajaron de un vehículo de servicio público (…) Posteriormente el cuerpo de Pérez Anave fue trasladado en helicóptero a Paz de Ariporo, donde fue presentado como muerto en combate con el Ejército (…)”.

2007 – Enero 18: En Aguazul, Casanare, miembros del Gaula que se movilizaban en un vehículo camioneta ejecutaron de varios impactos de bala al campesino Ángel Camacho. Los hechos ocurrieron, hacia las 9:00 a.m., en la vereda Plan Cunamá Las Brisas. De acuerdo a la denuncia: “(…) Según testigos, el campesino Ángel Camacho se encontraba en su casa cuando subió una camioneta tipo Trooper de color blanco desde la cual le hicieron señas para que se acercara; la camioneta paró a unos 70 metros más arriba de su casa, cuando él se acercó a la camioneta una de las personas que en ella se movilizaba le disparó en repetidas ocasiones. (…) posteriormente los efectivos del GAULA se colocaron guantes, sacaron un revólver y se lo colocaron en una de las manos y luego lo pusieron debajo del cuerpo, sacaron varios fajos de billetes, los regaron al lado del cuerpo y procedieron a tomarle fotos (…) Los mismos efectivos del GAULA efectuaron el levantamiento del cuerpo llevándolo a Yopal (…)”.

2007 – Febrero 19: En Villanueva, Casanare, integrantes del GAULA adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a dos jóvenes sin identificar, a quienes presentaron como “guerrilleros muertos en combate”. De acuerdo a la fuente:“(…) los hechos ocurrieron el 19 de febrero de 2007 en Yopal (Casanare) donde un informante del Ejército Nacional contactó a las víctimas, quienes se encontraban en un establecimiento de videojuegos, prometiéndoles una oferta laboral en Villanueva (Casanare). Al día siguiente los jóvenes viajaron hasta el citado municipio, donde fueron abatidos por uniformados (…)”.

2007 – Febrero 28: En Maní, Casanare, agentes del Estado, ejecutaron a José Arcadio Rodríguez. De acuerdo a la denuncia: “(…) se trasladaba a la vereda Mate Piña, en el municipio de Maní, en predios de la Hacienda La Florida. Su familia, al no tener noticias de su paradero, procedió a realizar la denuncia en la SIJIN de Casanare. Posteriormente tuvieron acceso a imágenes fotográficas que mostró la Fiscalía, correspondientes al levantamiento del cadáver de un “subversivo muerto en combate”, en las cuales pudieron identificarlo y observar que estaba vestido con prendas militares (…)”.

2007 – Marzo 05: En Támara, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón de Contraguerrillas 65, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Jairo Tivi Cotinchara. De acuerdo a la fuente: “(…) Fue denunciado falsamente por un desmovilizado, siendo sacado de su casa ubicada en la vereda Chitacote. Lo amarraron con el cabestro del caballo que allí tenía y llevado a la vereda Chaparral; al día siguiente fue ejecutado por sus captores y presentado como “guerrillero muerto en combate (…)”.

2007 – Marzo 18: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón de Infantería Ramón Nonato Pérez, BIRNO 44, adscritos a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a los campesinos Daniel Torres Arciniegas y a su hijo Roque Julio Torres Torres de 16 años. Los hechos ocurrieron en la vereda El Triunfo. Según la denuncia: “(…) a las 6 am, los uniformados simularon un combate. (…) la esposa de Daniel Torres quiso indagar por la suerte de sus familiares. En ese momento pasó una camioneta que transportaba dos cuerpos sin vida, sin permitir que nadie pudiera verlos. Un soldado le dijo que al parecer se trataba de las personas por las que ella preguntaba; los demás se burlaron de ella, riéndose y haciéndole señales con sus manos indicando la V de victoria. (…) Roque Julio Torres fue testigo presencial, de la Ejecución Extrajudicial de Hugo Edgar Araque, el 10 de octubre de 2006 y de Fredy Alexander Pérez, el 13 de agosto de 2006, también perpetradas por militares adscritos a la Brigada XVI (…) Las víctimas fueron reportadas como “guerrilleros abatidos en combate” (…)”.

2007 – Marzo 30: En Aguazul, Casanare, integrantes del GAULA adscrito a la Brigada 16, del Ejército Nacional ejecutaron a William Martínez Suárez de 16 años de edad, en hechos ocurridos en el corregimiento de Cupiagua. Según la denuncia: “(…) viajaba de la ciudad de Yopal a Sogamoso, a la altura de la vereda Unete del municipio de Aguazul fue bajado por efectivos del GAULA de la XVI Brigada en un retén, y conducido hasta un paraje aislado de la vereda Alto Cupiagua donde lo ejecutaron. (…) la víctima fue vestida con ropa y botas de tallas mayores a las que él usaba, (…) Posteriormente lo reportaron como subversivo dado de baja en combate (…)”.

2007 – Abril 6: En Hato Corozal, Casanare, integrantes del Gaula adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, detuvieron y posteriormente ejecutaron a Clodomiro Cobo Leon, Beyer Ignacio Pérez y Yolman Barbosa. Los hechos ocurrieron en la vereda Barbacoas. Según la denuncia: “(…) salieron de sus casas en horas de la mañana. A las cinco de la tarde fueron vistos en una tienda donde estaban consumiendo licor. Cuando la tienda se desocupó, unas personas desconocidas que estaban en el sector llamaron por teléfono a miembros del GAULA para decirles que en el lugar se encontraban tres personas extrañas (…) Cerca de las nueve de la noche llegaron varias personas (…), hicieron una requisa en la tienda, retuvieron a las tres víctimas, los golpearon, los subieron a una camioneta, los ejecutaron y los llevaron al Batallón 23 del Ejército. Los vistieron de camuflado, les pusieron tres fusiles, granadas de fragmentación y los presentaron como integrantes del Frente 28 de las FARC muertos en combate en Hato Corozal (…)”

2007- Abril 16: En Hato Corozal, Casanare, integrantes del GAULA, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, al mando del Mayor GUSTAVO ENRIQUE SOTO BRACAMONTE, detuvieron, ejecutaron y torturaron a los campesinos Luis Guillermo Robayo Mora y Rubén Darío Avendaño Mora. Según la denuncia: “(…) las víctimas fueron torturadas y presentadas como guerrilleros dados de baja en combate, en momentos en que cobraban una extorsión. El cadáver de Rubén Darío, presentaba señales de tortura, pues fue degollado y los dedos de la mano los tenía quemados, casi reventados y el de Guillermo tenía el abdomen llagado, al parecer le derramaron un ácido (…)”.

2007 – Abril 22: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Guías del Casanare, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Ernesto Cruz Guevara. Los hechos ocurrieron en la vereda Retiro Milagro, a las 9 am aproximadamente. De acuerdo a la denuncia: “(…) llegaron hasta la casa (…). Luego de realizar varios disparos, procedieron a detenerlo en presencia de su esposa y de una menor de edad. Sin llenar ningún requisito legal, le dijeron que lo solicitaba la Fiscalía de Sogamoso. Mientras él se bañaba, uno de los militares sacó de su equipo un uniforme camuflado que posteriormente quiso obligarle a vestir, pero su esposa se opuso rotundamente a esto y le pasó su propia ropa. Fue sacado de la casa y conducido por un camino de herradura donde minutos más tarde sonaron varios disparos. (…) Luego que cesó el fuego, vecinos del sector pudieron observar a soldados que recogían rastrojo seco y seguidamente prendieron fuego y llevaban un cuerpo sin vida en una hamaca. Cuando los militares se alejaron, los campesinos se acercaron al lugar de los hechos, donde encontraron, en medio de las cenizas, pedazos de tela (…) correspondientes al buzo con el cual Ernesto salió de su casa. Posteriormente fue presentado como “guerrillero dado de baja en combate”. (…) El 16 de julio de 2006, llegó a su casa un grupo de militares pertenecientes al Batallón 29 adscrito a la Brigada XVI, al mando del Sargento Valencia, quien le dijo: “si siguen así colaborándole a esa gente, o sea, si volvemos a encontrar guerrilla por ahí, los vamos es a matar a todos; si no se va de aquí, a la próxima que volvamos lo dejamos estirado” (…)”

 2007 – Mayo 2: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón de Infantería Ramón Nonato Pérez, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional ejecutaron al campesino y dirigente comunal Alcibíades Castillo, en hechos ocurridos en horas de la mañana, en la vereda Los Lirios. Al día siguiente fue presentado ante los medios de comunicación como “integrante del Ejército de Liberación Nacional”. Según la denuncia: “(…) salió de su casa a las 7:00 a.m., con una mula a recoger a los miembros de la brigada de salud que se desplazaban del área urbana de Aguazul a la vereda Monterralo y de allí hasta la escuela de Los Lirios. Habían transcurrido unos minutos cuando se escucharon disparos por varios minutos. Cuando los familiares quisieron indagar por lo sucedido, los militares se negaron a dar información e impidieron el paso (…)”.

2007 – Junio 16: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a Édison González. De acuerdo a la fuente: “(…) lo “legalizaron” como guerrillero dado de baja en combate. La víctima fue detenida en Villavicencio y trasladada hasta el municipio de Aguazul, Casanare, lugar donde fue ejecutada y sepultada como N.N. (…)”.

2007 – Julio 27: En Hato Corozal, Casanare, integrantes del Gaula, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al comerciante Eduardo Pérez Vega. Según la denuncia: “(…) Cuatro de los uniformados viajaron desde Yopal hasta Villavicencio en una camioneta Toyota asignada al Gaula de esa ciudad. Una vez en el lugar se dirigieron al barrio Ciudad Porfía de la capital del departamento del Meta, donde abordaron a Eduardo y se lo llevaron con rumbo desconocido hacia las 10:30 de la mañana. Horas después, Pérez Vega fue reportado como un miembro del frente 28 de las Farc, que había sido dado de baja en combates con esa unidad, en la localidad de Hato Corozal (…)”

2007 – Julio 30: En Paz de Ariporo, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Guías del Casanare, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al artista Fabio Abril Abril. De acuerdo a la fuente: “(…) el hecho sucedió en una vivienda del barrio El Palmar (…) donde supuestamente Fabio Abril Abril, cantante de joropo, fue requerido para una serenata nocturna. Posteriormente el cadáver de Abril apareció uniformado, con un revólver, dos granadas de mano y fue presentado por el Ejército como guerrillero muerto en combate en la vereda Santa Rita”. Por el hecho un Fiscal de Derechos Humanos y DIH acusó por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio en persona protegida y desaparición forzada al Capitán Alexander Valencia Rodríguez, al Cabo segundo Javier Ángel González Rojas y a los soldados profesionales Armando Javier Bonilla, Rodolfo Sánchez Camargo, Argemiro Nomelin Rodríguez y Leonardo Fabio Castro Pérez (…)”.

2007 – Agosto 10: En Yopal, Casanare, integrantes del GAULA adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron en la vereda Porfía, al trabajador de pozos petroleros Jorge Alberto Pardo, y al empleado de la empresa de servicios públicos Jose Abelardo Maldonado Galdames. De acuerdo a la fuente: “(…) Estas personas fueron presentadas por el GAULA de Casanare como supuestos integrantes de una banda al servicio del narcotráfico, pero las au toridades judiciales lograron establecer que las víctimas portaban armas defectuosas que no se podían disparar (…)”.

 2007 – Agosto 15: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Ejército Nacional, ejecutaron en el barrio La Pradera a Jenner Vega Silbo. De acuerdo a la fuente: “(…) fue presentado como dado de baja en combate (…)”

2007 – Agosto 20: En Nunchia, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón de Contraguerrillas N° 29 adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Gonzalo Siboche Largo. De acuerdo a la fuente: “(…) fue detenido arbitrariamente el 19 de agosto de 2007 a las cinco de la tarde en la inspección de Morcote del Municipio de Paya (Boyacá) y posteriormente conducido hacia la vereda Niscota del municipio de Nunchía, donde en horas de la madrugada del día siguiente se escucharon detonaciones de arma de fuego. El joven era un campesino agricultor, habitante de la vereda Niscota del municipio de Nunchía (…) según su familia él salió como solía hacerlo el día domingo al caserío de Morcote ubicado a una hora de la vereda Niscota, según testigos fue detenido por tropas de la Brigada XVI (…) luego lo condujeron hacia la vereda Niscota, le pusieron un arma de fuego y una granada y posteriormente lo reportaron como guerrillero integrante de las FARC-EP (…)”

2007 – Agosto 7: En Yopal, Casanare, miembros del GAULA, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a Abel Antonio Lozano Camacho y Abelardo Reyes, en la vereda Matepalma, corregimiento de Tilodirán. Según la fuente: “(…) Las víctimas fueron presentadas por los militares como dados de baja en un combate. (…) la Fiscalía en su investigación determinó que los dos hombres no murieron en combate y, por el contrario se trató de un homicidio (…) La policía judicial encontró dos armas de fuego al lado de los cadáveres, las cuales fueron enviadas al departamento de balística para su análisis, encontrando que una de las armas no fue disparada, mientras que los fusiles de dotación de los militares fueron accionados rápidamente. (…)”.

2007 – Septiembre 30: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón de Infantería 44, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a los primos hermanos, Raúl Gutiérrez Perdomo y Saúl Céspedes Gutiérrez. Los hechos ocurrieron en el corregimiento de Cupiagua. Según la denuncia: “(…) fueron presentados como “supuestos terroristas abatidos por la tropa cuando pretendían atentar contra una infraestructura petrolera” (…) de acuerdo a la comunidad “Trabajaban para las campañas de candidatos a la alcaldía y al concejo de Aguazul, respectivamente. Sin embargo mediante engaños, les ofrecieron el trabajo de escoltar a una persona, por lo que ganarían un millón 800 mil pesos. Los dos primos abordaron una camioneta que los llevó a 300 metros de la portería de uno de los pozos petroleros de Cupiagua, donde fueron asesinados y les pusieron un fusil y un radio de comunicaciones (…)”.

2007 – Noviembre 15: En Monterrey, Casanare, tropas pertenecientes al Ejército Nacional, ejecutaron a William Vargas Vega. De acuerdo a la fuente: “(…) lo presentaron como guerrillero muerto en combate. El cadáver de William fue encontrado en una fosa común en noviembre de 2008 en el municipio de Monterrey. El joven había desaparecido un año antes del municipio de Aguazul y quienes lo conocían coinciden en señalarlo como una persona tranquila y ajena a cualquier grupo armado (…)”

2008 – Enero 12: En Aguazul, Casanare, tropas adscritas a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron a un joven sin identificar. De acuerdo a la fuente: “(…) fue ejecutado en la vereda Vigua del municipio casanareño de Aguazul, en el contexto de la “Operación Eclipse (…) contra insurgentes del ELN. En su página web, el Ejército lo presentó como muerto en combate y afirmaron que tenía en su poder una pistola, proveedores y munición. Sin embargo, pobladores de la zona afirmaron ante comisiones humanitarias que el joven, cuyo nombre no fue posible establecer, fue traído de otra región por el Ejército, pues ya lo llevaban al llegar a la zona, con intención de ejecutarlo allí y atemorizar de ese modo a la población (…)”.

2008 – Enero 21: En Tauramena, Casanare, tropas pertenecientes al Ejército Nacional, ejecutaron a Diego Bayona Gutiérrez, de 22 años de edad, y a Oscar Daniel Espitia. De acuerdo a la fuente: “(…) Desde julio de 2007 Diego se había trasladado de Tunja, su ciudad natal, hacia Yopal, para trabajar con un sobrino en un montallantas (…) en diciembre de ese mismo año se fue de ese municipio porque iba a buscar un mejor trabajo a Villavicencio (…) desde ese momento su familia no supo nada más de él y permaneció desaparecido durante más de dos años (…) en abril de 2010 su familia tuvo noticias cuando la Fiscalía les informó que Diego, junto con Oscar, habían sido muertos en un combate sostenido con el Ejército en enero de 2008 en una vereda de Tauramena. Diego fue sepultado como NN en el cementerio de Tauramena y en mayo de 2010 sus restos fueron reconocidos por su familia por medio de unas fotos de su cuerpo (…)”.

2008 – Marzo 24: En Aguazul, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Ramón Nonato Pérez, adscrito a la Brigada XVI del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Eiber Isidro Mendoza Vargas, hechos ocurridos en la vía que conduce del caserío de Monterralo a la vereda Los Lirios. Según la denuncia: “(…) Habiendo recorrido aproximadamente 1 kilómetro, fue detenido y ejecutado (…) Cuando la esposa de Eiber Isidro llegó al lugar, al preguntar le respondieron que no habían visto pasar a nadie (…) siendo las 3:30 p.m., miembros del CTI se comunicaron con una de las hermanas de la esposa, a quien le informaron que Eiber Isidro Mendoza Vargas había sido abatido por el Ejército en Monterralo y que fueran al GAULA de Yopal a reclamar el cuerpo. (…)”

2008 – Octubre 16: En Támara, Casanare, tropas pertenecientes al Batallón Contraguerrilla 65, adscrito a la Brigada 16 del Ejército Nacional, ejecutaron al campesino Marco Tulio Peñalosa de 30 años. Los hechos ocurrieron en la vereda Sizaraque. De acuerdo a la fuente: “(…) lo sacaron ese día de su casa a las 15:00 horas, a la vista de al menos tres testigos y más adelante simularon un combate. Al disparar, resultaron enfrentados con otros miembros del Ejército dando muerte a un soldado (…) Luego vistieron su cadáver de uniforme camuflado y le hicieron orificios que coincidieran con los impactos de bala, presentándolo como un “guerrillero muerto en combate” (…)”.

Otras noticias…

Por nombrar irregularmente al gerente de empresa de S.P. procuraduría sancionó a exalcalde de San Luis de Palenque

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar