ActualidadNoticiasReportajes

La Salina, Casanare, en caos por el invierno. Urge ayuda y está ad portas de calamidad pública

 134 total views,  1 views today

El municipio de La Salina, se encuentra ad portas de decretar calamidad pública por efectos del invierno, que mantiene aisladas cuatro veredas, hay pérdida de bancada en las vías, puentes a punto de colapsar por las constantes avalanchas, pérdida de cultivos de café y de pan coger, el colapso de los alcantarillados sanitario y pluvial, y la inundación del colegio Jorge Eliécer Gaitán.

El alcalde de La Salina, Octavio Salamanca, se desplazó desde su municipio a pedir ayuda a la Gobernación y anunció que declarará el estado de calamidad pública en los próximos días, una vez se tenga el diagnóstico del total de las afectaciones y el número de familias damnificadas, “la situación es demasiado compleja, ya que estamos afectados tanto en el área urbana como rural, en materia de vías, servicios públicos, e infraestructura educativa”, dijo el burgomaestre.

Ayer la Gobernación de Casanare estableció compromisos puntuales para mitigar los riesgos a través de la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres UDGRD, consistentes en el desplazamiento de una comisión de técnicos para evaluar los daños y acometer obras de protección, el transporte de combustible para vehículos y maquinaria, y la entrega de ayudas humanitarias a los damnificados, entre otros.

“El estado de calamidad pública es una de las herramientas que se establece en la Ley 1523, que rige la atención de riesgos y desastres y le permite al Gobierno Nacional asignar recursos para las atención de emergencias “, dijo Guillermo Pérez, director de la UDGRD, quien el sábado encabezará la comisión que se desplazará a La Salina, en donde en la actualidad están incomunicadas las veredas Rodrigoque, Los Colorados, Chinivaque y Rionegro, debido a las continuas avalanchas de lodo y piedras.

En el sector urbano colapsaron los alcantarillados sanitario y pluvial, afectando dos barrios, “el alcantarillado sanitario ubicado en Villa Mónica, con más de 30 años de construcción, ya cumplió su vida útil, mientras que el de aguas lluvias ubicado en el barrio San Pedro se encuentra obsoleto, en cuanto al colegio Jorge Eliécer Gaitán, este no se ha podido habilitar debido a las fallas y se hace necesario demolerlo y construir uno nuevo. Y en relación con el acueducto central, tampoco existe, ya que una avalancha se llevó la bocatoma y partió la línea de conducción”, dijo el alcalde Octavio Salamanca.

Otras noticias…

Socialización de bypass para poner en operación PTAP de Yopal debe ser amplia, dice Veeduría. Findeter no pudo socializar consultoría.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba