ActualidadNoticiasReportajes

Con mensajes de WhatsApp, delincuentes desde cárceles utilizan funcionarios públicos en Casanare para engañar jóvenes profesionales que aspiran a un empleo

 4,723 total views,  89 views today

En una nueva modalidad de estafa, delincuentes se aprovechan de la necesidad laboral de jóvenes para hacerlos pagar importantes recursos para supuestamente hacer el uso de una plataforma en la web y estampillas, requisitos para acceder a una oferta laboral que al final no se concreta. Para ello se estaría utilizando mensajes de WhatsApp engañosos a funcionarios públicos.

Personas que fueron victimas expresaron que el modus operandi es que al WhatsApp de funcionarios públicos o ejecutivos de empresas renombradas, llegan mensajes de supuestos funcionarios públicos reputados, a través de los cuales se denota que conocen ampliamente a quien le están escribiendo, para solicitarle si conoce de personas que pueda recomendar para una interesante oferta laboral. Si esto es así, piden que dicho postulante, envié la hoja de vida a un correo electrónico, supuestamente de la entidad que lo va a contratar.

Luego de que la persona realiza este procedimiento, le indican que haga un depósito de 400 mil pesos a una cuenta Nequi, para subir la información a una plataforma y para unas estampillas. Luego de hacerlo no pasa nada, no hay respuestas y se pierde ese dinero.

Los denunciantes explican que los victimarios son muy hábiles porque envían mensajes muy creíbles y utilizan correos electrónicos que parecen institucionales pero que en realidad no lo son. Al hacer el seguimiento a uno de los números utilizados para la estafa, se encontró que era de un centro carcelario, donde al parecer se tiene la base de datos de los funcionarios y es a través de ellos que logran en muchas oportunidades consumar su ilícito.

Un ciudadano, funcionario de una institución pública, que cayó en la trampa de los estafadores, dijo que es realmente preocupante que estos delincuentes lleguen a sus víctimas finales a través de personas reputadas y con buena imagen. Usualmente la persona afectada es un joven profesional inexperto que desconoce cómo funcionan los procesos de selección y reclutamiento de personal y por la necesidad terminan pagando dineros para poder acceder a la supuesta magnífica oportunidad de trabajo.

Por ello recomiendan que siempre debe dudarse de una oferta laboral donde a cambio les pidan dinero para pólizas, exámenes médicos, estampillas, plataformas o cualquier otro motivo. Así no funciona el mercado laboral.

Otras noticias…

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba