ActualidadNoticiasReportajes

Con pica y pala, moradores de Pajarito, quieren abrir la vía Aguazul-Sogamoso en La Granja. Podría ocurrir tragedia si hay deslizamientos de la montaña.

La movilidad de la vía del Cusiana en el sector La Granja se complica no solo porque hasta el momento el Invías y sus contratistas no han podido realizar una propuesta que permita la rehabilitación de la carretera entre Aguazul y Sogamoso sino porque la comunidad afectada por el cierre desde el pasado 25 de abril decidió abrir a pica y pala la trocha para poder transitar exponiéndose a que en cualquier momento se produzca un deslizamiento y termine sepultada.

El director territorial del Invías en Casanare, Arcenio Sandoval, hizo un llamado Urgente a la comunidad del municipio de Pajarito y a los usuarios de la vía, a que se abstengan de frecuentar la zona y acaten las restricciones de circulación, ya que el riesgo es importante. Agregó que en la actualidad se vienen adelantando los estudios necesarios por parte de los especialistas en geotecnia e hidráulica del contratista e Interventoría, quienes exploran todas las opciones para lograr la estabilización del talud, no obstante, se necesita que las condiciones geológicas y climáticas permitan realizar los trabajos.

Igualmente, este funcionario, quien no tiene la supervisión directa de las obras en Boyacá, informó que, en inspección realizada por la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres al sitio del deslizamiento, se conoció que el pasado 25 de abril se presentó un movimiento sísmico, cuyo epicentro fue Aquitania, Boyacá, que pudo haber tenido coletazo no solo en este sector de La Granja sino a lo largo de la vía del Cusiana y se desconoce las reales afectaciones.

Para hoy se tiene previsto que los supervisores de Obra e Interventoría de Invias, contratista e interventor con sus geólogos e hidráulicos estarán en Pajarito y explicarán a la comunidad y demás autoridades, el plan de acción que han venido elaborando durante estos días que la vía ha estado cerrada.

Mientras tanto el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán, el alcalde de Pajarito, Jesús Riveros, participaron de un Puesto de Mando Unificado Nacional con funcionarios de la Dirección Nacional de Gestión del Riesgo y Corporinoquia, entre otros, en los que se tomaron decisiones como que desde la Gobernación de Boyacá se enviará maquinaria para fortalecer el jarillón y evitar que el río lo desestabilice.

Igualmente, que el Instituto Nacional de Vías, Invías, estudia posibilidades de solución para atender emergencia en punto crítico. Mañana compartirá propuesta con la comunidad; la Corporinoquia adelantará modelación hidráulica del río, para tomar decisiones y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, realizará la consolidación del censo de afectaciones para gestionar ayudas humanitarias.

https://youtu.be/P1PfRlVJCiw

https://youtu.be/K9Egx-dvwwE

https://youtu.be/IP36PtOEH5Q

Otras noticias…

Quema de subestación de energía en Aguaclara, Sabanalarga, evidencia caótica situación de Enerca

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba