ActualidadNoticiasReportajes

La Fiscalía les ocupó bienes a paramilitares condenados y presuntos testaferros de alias “Martín Llanos”

La Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio bienes por más de 30.000 millones de pesos de los hermanos Víctor Manuel, Álvaro Albeiro y Jairo Fredy Varón Ramírez, presuntos testaferros del comandante paramilitar Héctor Buitrago, alias “Martín Llanos” y quienes fueron condenados por concierto para delinquir agravado en 2016.

La Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio, impuso medidas cautelares sobre 21 inmuebles rurales, 5 urbanos y 1 establecimiento de comercio avaluados en más de 30.000 millones de pesos, que pertenecerían a exintegrantes de las extintas AUC.

Los bienes afectados están ubicados en Vista Hermosa, Villavicencio y Restrepo (Meta); Maní, Tauramena y Monterrey (Casanare); y Bogotá.

Según la investigación, adelantada con el apoyo de la Dijin de la Policía Nacional, los activos fueron adquiridos en 1999 por los hermanos Víctor Manuel, Álvaro Albeiro y Jairo Fredy Varón Ramírez, quienes hicieron parte de las Autodefensas Campesinas del Casanare, cuyo máximo cabecilla era Héctor Germán Buitrago, alias Martín Llanos.

Los predios habrían sido adquiridos con dinero producto de actividades ilegales como desplazamientos forzados, extorsión, narcotráfico, abigeato y hurto. Por estas condutas, el Tribunal Superior de Yopal (Casanare) condenó a los hermanos Varón Ramírez.

La Sociedad de Activos Especiales (SAE) será la encargada de administrar los bienes que recibieron medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo y secuestro.

Contexto

Los hermanos Víctor Manuel, Álvaro Albeiro y Jairo Fredy Varón Ramírez, según testimonio de Héctor Germán Buitrago, alias “martín llanos” eran conocidos de él, estudiaron en algunos colegios y en el mismo pueblo. “Periódicamente ellos me visitaban en las zonas donde yo estaba porque teníamos relaciones estrechas conmigo, eran personas de intima confianza, lo mismo que con HK y BOYACO, les permitía tener cercanía y encontrarse conmigo y estar en reuniones”. Así está expresado en apartes del fallo de la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia del 10 de marzo de 2021 que ratificó la condena de estos por concierto para delinquir agravado emanada del Tribunal Judicial de Yopal (septiembre de 2016),

Igualmente se retoma el testimonio del exparamilitar Dumar Olrando Vanegas, quien declaró que “Los hermanos Varón presionaron a su padre, haciéndolo desplazarse a Bogotá, a fin de cumplir órdenes de Martín Llanos para apoderarse de la finca La Esmeralda, de propiedad de Francisco Feliciano”.

 

“Además de los anteriores testimonios y versiones sobre la pertenencia y financiamiento de los Varón a la organización ilegal, se tiene que en la finca Arizona, de propiedad de los encausados fueron encontradas 694 unidades vacunas, las cuales según reposa en el expediente, pertenecieron a la familia Feliciano, ello por lo que su marca de ganado coincide al que les pertenecía, así como al de su empresa AGROVICMART LTDA” extraído de Informe No. 310 del 19 de noviembre de 2004 de la Dirección General Operativa del DAS.

También se menciona que “En informe del DAS del 19 de noviembre de 2004, dio cuenta de la incautación de varias reses que fueron hurtadas por las ACSC luego de la muerte de la familia Feliciano. El mismo reporte da cuenta del hallazgo en las fincas El Porvenir y Arizona, de propiedad de los acusados, de las 694 reses de ganado.

Para la Corte Suprema de Justicia “Existe evidencia irrefutable sobre el aporte y los actos ejecutivos de los aquí implicados con esta organización ilegal, -el cual se denota- era de público conocimiento, manifestándose inclusive, en el apoderamiento de las propiedades de sus antiguos vecinos y víctimas, los Feliciano.”

Otras noticias…

Ecopetrol afirma que garantizará suministro de gas a sus usuarios durante mantenimiento de planta de Cusiana en octubre

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba